SPEC
aprendum
Inicio Secciones Alta Dirección Alta Dirección La cualidades del directivo español: flexible, trabajador, atrevido y con muy buena formación

La cualidades del directivo español: flexible, trabajador, atrevido y con muy buena formación

Usar puntuación: / 0
MaloBueno 

managementRecursos Humanos RRHH Press. En España hay una cultura directiva realmente buena. Hablando en términos de tendencia, independientemente de sexo y edad, se puede asegurar que los directivos españoles compiten en calidad con los mejores del mundo.

Así lo asegura Gonzalo Martínez de Miguel, director general de la compañía de formación y desarrollo del talento directivo, INFOVA, y autor de varios libros sobre liderazgo y dirección. Prueba de esta calidad directiva son las oficinas centrales de muchas multinacionales en Europa, donde españoles ocupan puestos de gran responsabilidad.

Según su experiencia y los estudios que realizan en el Observatorio de Comportamiento Humano en la Empresa, Gonzalo Martínez de Miguel asegura que “hace unos años, el español era un directivo más acomplejado con respecto a sus colegas europeos o norteamericanos, pero ahora sabe, en mayor medida, que puede competir con ellos sin ningún problema”.

Una de las razones para este cambio ha sido la preocupación de las nuevas generaciones por el aprendizaje de idiomas. “Tradicionalmente hemos echado de menos un mejor nivel de inglés, que les ha supuesto ser reticentes a salir al exterior, pero los jóvenes directivos ya hablan idiomas con más facilidad, e, incluso, muchos han estudiado parte de su carrera en el extranjero”, afirma Martínez de Miguel.

Martínez de Miguel señala que, además de estar muy preparados y ser técnicamente buenos, “los españoles son profesionales que se mueven bien en la incertidumbre y en entornos poco configurados. Son más flexibles a la hora de cambiar de planes y se adaptan mejor a las nuevas estrategias a seguir cuando los resultados no son los esperados. Son más atrevidos, incluso osados, en sus planteamientos, en situaciones en las que otros adoptan posturas más tradicionales”. También les define, como trabajadores incansables, hasta el punto de advertir que, “en muchas ocasiones, esta cualidad no llega a ser necesariamente una virtud”.

Formación, la clave de su éxito

Otra de las razones de la actual calidad directiva española la tienen las escuelas de negocios. A su juicio, algunas de las mejores escuelas del mundo están en España, y la formación que realizan las empresas del sector y las escuelas de coaching también gozan de un gran nivel. A esto se une que la empresa española es muy exigente con la formación que reciben sus empleados.

Por otro lado, los responsables de desarrollo del talento, de formación y de Recursos Humanos llegan más preparados, más conscientes de la importancia del aprendizaje continuo de los empleados y con más criterio para apoyarles en su crecimiento.

Más calidad en la gran empresa, más hábitos sostenibles en las pymes

Respecto a dónde se encuentran los mejores directivos españoles, Gonzalo Martínez de Miguel afirma que “las encuestas nos dicen que la calidad directiva de las grandes empresas tiende a ser mejor que la de las empresas pequeñas, entre otras razones porque es un entorno de más aprendizaje y porque las grandes empresas emplean más dinero en desarrollar a sus directivos”.

A cambio, “en las pequeñas y medianas empresas se ven algunos hábitos directivos más sostenibles que en las grandes, son menos insaciables y defienden comportamientos éticamente admirables con más facilidad”.

mujer_directiva_mbaTareas pendientes

Como contrapartida a estas afirmaciones, el director de INFOVA, explica que hay puntos en los que se debe mejorar, afirmando que “donde hay que trabajar más es en los procesos de madurez personal de los directivos, en su autoestima, en el desarrollo de su carácter y en apoyarles a que se anclen sin miedo en los valores que quieren defender personalmente. Hay que defender una visión ética del trabajo directivo y apoyarles a asumir la responsabilidad que implica dirigir personas”.

También como parte de este proceso de madurez personal, Martínez de Miguel explica que “el directivo español tiene que aprender a equilibrar su vida, normalmente muy perjudicada en el plano personal y familiar, y debe aprender a cuidarse mejor”.

Por último, el director de INFOVA explica que los últimos años han sido años muy exigentes para los directivos, pero se han vivido como tal, como momentos donde ha habido que dar lo mejor de las capacidades de cada uno, obviamente con grandes dosis de estrés, la gestión de la incertidumbre y la dificultad de tomar decisiones duras o de asumir las consecuencias de esas decisiones.

RRHHpress.com

 

Comentarios (0)Add Comment

Escribir comentario

security code
Escribe los caracteres de la imagen


busy
 

Publicidad

Anuncio

Publicidad

Anuncio

Publicidad

Anuncio

Publicidad

Anuncio

Publicidad

Recibe nuestras noticias en tu e-mail

Añade noreply@rrhhpress.com a tu libreta de direcciones para evitar que nuestro newsletter sea considerado spam por tu servidor.


Encuesta

¿Han perdido prestigio los directores de Recursos Humanos durante la crisis?
 

Buscar en RRHHpress

Buscar en Google


RRHHpress.com utiliza cookies para mejorar la experiencia de los usuarios, facilitando así la navegación por la web. La legislación europea nos obliga a pedir su consentimiento para usarlas. Por favor, acepte el uso de cookies y permita que la web cargue como cualquier otra web de Internet. Al usar nuestra página web, acepta nuestra política de privacidad.