4th International HR Conference
aprendum
Inicio Secciones Selección y Formación Selección y Formación Los 13 errores que arruinan una entrevista de trabajo

Los 13 errores que arruinan una entrevista de trabajo

Usar puntuación: / 0
MaloBueno 

imagen de la noticiaRecursos Humanos RRHH Press. Aunque tener un buen currículo es clave para acceder a un empleo, realizar una buena entrevista de trabajo es fundamental para conseguirlo.

Por ello, desde IMF Business School han analizado los 13 errores que, según su criterio, pueden convertir una entrevista de trabajo en una auténtica cadena de despropósitos:

1. Falta de puntualidad. No es necesario llegar con demasiada antelación, pero sí con el tiempo suficiente para localizar el lugar y poder analizar a los otros candidatos o la empresa en sí. Si vas a llegar tarde por algún imprevisto, debes avisar con antelación a la persona encargada de la entrevista para que conozca el motivo de tu retraso previamente.

2. Descuidar el contacto previo. La forma en la que entregamos un CV, nuestro email de presentación ante una oferta laboral o la llamada telefónica para confirmar la cita de la entrevista forman parte de la impresión que la empresa puede obtener de cada uno de los candidatos. No seas descuidado.

3. Falta de interés. Los candidatos envían decenas de currículos a la semana, por lo que buscar información sobre la empresa, sus valores, historia o localización son tareas fáciles que pueden diferenciarte del resto de aspirantes a un puesto de trabajo. Además, es importante que conozcas la oferta y el puesto en cuestión antes de acudir a la entrevista.

4. No dejar hablar al interlocutor. Es fundamental dejar que el interlocutor lleve el peso de la conversación en un primer momento hasta que empiece la entrevista y llegue el turno de las preguntas. Tampoco conviene ser escueto. La empresa necesita conocerte a ti y tus cualidades para seleccionarte. Desde IMF Business School, aconsejan respuestas de entre 30 segundos y 2 minutos. Nada de monosílabos.

5. Anticiparse. Comenzar la entrevista preguntando sobre las condiciones económicas, los horarios o vacaciones nunca es una buena idea. Ninguna compañía demanda trabajadores interesados en esos aspectos más que en la oferta o empresa en sí. La propia empresa sacará el tema cuando llegue el momento idóneo.

6. Interesarte por el resto de candidatos. Una oferta de trabajo recibe entre 800 y 1.300 candidaturas, según el estudio Brand Employment de Randstad. Interesarte por el número de candidatos para el puesto solo servirá para aumentar tu nerviosismo.

7. Tan malo es inventarse cosas como no saber qué aparece en tu currículum vitae. Estudia tu propia vida laboral y no disfraces la realidad. Para ayudarte a contestar las preguntas, prepara un guion explicando tu formación y experiencia previa. No ser capaz de explicar alguno de los aspectos que aparecen en él suena a falso.

8. Caer en las adulaciones. Al igual que no es aconsejable hablar mal de trabajos anteriores, tampoco lo es halagar en desmedida el puesto al que se postula. Los pelotas descarados no gustan, por mucho que haya gente que opine lo contrario.

9. Presumir de idiomas. Engañar sobre tus conocimientos de idiomas no es aconsejable, ya que puede que realicen la entrevista en ese idioma y pierdan la confianza en tus cualidades.

10. Pasarse de insistente. Deja claro que te interesa la oferta, pero no supliques por el puesto, ya que conseguirás el efecto contrario. Tampoco es recomendable llamar cada día para conocer el estado de la oferta.

11. Cuidado con la seguridad en uno mismo. Tampoco es aconsejable dar por hecho que has conseguido el puesto hasta que te lo confirmen o preguntar cómo lo has hecho. Ni pasarse ni quedarse corto: en el término medio está la clave.

12. Mentir sobre tu situación personal. Si tu situación personal no es compatible con el puesto, debes reconocerlo y no hacer perder el tiempo a la empresa. Valorarán tu sinceridad para próximas ofertas que sean compatibles con tu vida personal.

13. No llevar la documentación necesaria. Varias copias del currículo, los títulos y contratos que avalen tu experiencia, son documentos imprescindibles en una entrevista. Si, además, puedes mostrar ejemplos de tu trabajo, mejor que mejor.

RRHHpress.com

 

Comentarios (0)Add Comment

Escribir comentario

security code
Escribe los caracteres de la imagen


busy
 

Publicidad

Anuncio

Publicidad

Anuncio

Publicidad

Anuncio

Publicidad

Anuncio

Publicidad

Recibe nuestras noticias en tu e-mail

Añade noreply@rrhhpress.com a tu libreta de direcciones para evitar que nuestro newsletter sea considerado spam por tu servidor.


Encuesta

¿Han perdido prestigio los directores de Recursos Humanos durante la crisis?
 

Buscar en RRHHpress

Buscar en Google


RRHHpress.com utiliza cookies para mejorar la experiencia de los usuarios, facilitando así la navegación por la web. La legislación europea nos obliga a pedir su consentimiento para usarlas. Por favor, acepte el uso de cookies y permita que la web cargue como cualquier otra web de Internet. Al usar nuestra página web, acepta nuestra política de privacidad.