aenaRRHH Press. Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (Aena) genera en España un total de 440.000 puestos de trabajo, 140.000 de ellos directos, lo que representa el 2% de la población activa de nuestro país.

Así lo puso de manifiesto días atrás Ángel Luis Arias, director de Planificación y Control de Gestión del ente público durante su participación en unas jornadas sobre Responsabilidad Social Corporativa (RSC) en las administraciones y empresas públicas.

Un año después –noviembre de 2009- de la puesta en marcha por parte de Aena de su Política de Responsabilidad Social Corporativa (RSC), tras el acuerdo adoptado por el Consejo de Administración de Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea, Arias destacó las buenas prácticas de la organización en los tres campos de la Responsabilidad Social Corporativa: Ambiental, social y económico.

Así, en el campo ambiental, el representante de Aena subrayó la mejora y la protección del entorno aeroportuario y el espacio aéreo que suponen la utilización de energías alternativas y la reducción de consumos y de emisiones CO2. Además, recalcó la importancia de los planes de aislamiento acústico llevados a cabo por la entidad pública.

En el campo de la sostenibilidad social, Arias indicó que la asistencia a personas de movilidad reducida en los aeropuertos ha dado servicio a más de 2,4 millones de usuarios desde su puesta en servicio en julio de 2008.

De igual manera, el directivo de Aena anunció que la empresa ha sido reconocida como una de las mejores para trabajar, entre otras cuestiones por los servicios con que cuentan sus empleados, recogidos en el Programa de Atención al Empleado (PAE).

Por último, en el ámbito económico, Ángel Luis Arias explicó que Aena siempre se ha financiado con recursos propios y con financiación externa en los mercados de capitales, por lo que sus políticas nunca han revertido en costes para el contribuyente.

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.