inspeccionRecursos Humanos RRHH Press – La insatisfacción de los trabajadores ha aumentado un 40% las investigaciones por competencia desleal, y las de robos y hurtos dentro de las empresas un 46%, según ha informado la compañía española experta en investigaciones en el ámbito empresarial Zenit Detectives.

Según esta firma, el grado de descontento existente en determinadas empresas como consecuencia de la reestructuración de personal determina que los empleados, independientemente de su nivel en la cadena de producción, lleven a cabo actos de competencia desleal con el objetivo de obtener ingresos extras.

Para José María Alonso, Director Operativo de Zenit Detectives, “existe una relación entre el aumento de despidos y la competencia desleal delimitada por la situación de descontento y desanimo de la propia sociedad, que, lejos de hacernos creer que el empleado cuida más su puesto de trabajo, lo que hace es arriesgarlo para obtener ingresos adicionales”.

La competencia desleal suele producirse generalmente cuando el trabajador no aporta el rendimiento adecuado en su empresa, favorece los intereses de un posible competidor y disminuye las ventas de su propia compañía.

“El perfil del empleado más propenso para llevar a cabo este tipo de acciones es el del delegado comercial, aunque pueden llegar a incurrir en estas situaciones hasta directores generales de grandes corporaciones. El trabajador actúa ofreciendo el producto de la empresa de la competencia a su cartera de clientes por lo que, como consecuencia, genera un número elevado de pérdidas para la compañía. Además, hemos detectado que la competencia desleal afecta a cualquier sector en general”, asegura Alonso.

La función de los responsables de las compañías ante la detección de anomalías en las ventas de la empresa consiste en examinar las causas, realizar una evaluación y, ante la observación de conductas extrañas, actuar, para lo que debe contar con la ayuda del detective privado.

“En estos casos el detective elabora un informe sobre las personas que cometen este tipo de acciones fraudulentas a través de seguimientos, que son complementados por informes económicos de estas personas y las sociedades a las que están vinculadas. Una vez realizado el informe, es el director de Recursos Humanos o el gerente el que debe de actuar”, concluye Alonso.

RRHHpress

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.