imagen de la noticiaRecursos Humanos RRHH Press – Más de siete de cada diez (75%) profesionales que sufren un proceso de reestructuración de plantilla y se acogen a programas de outplacement regresan al mercado de trabajo en un tiempo medio de seis a siete meses, según se desprende del Informe Randstad sobre la Contratación de Servicios de Outplacement dado a conocer hoy.

Además, según este estudio, seis de cada diez (60%) trabajadores logran la reincorporación en un ámbito de actividad distinto, un 36% permanece en su sector y un 4% se recicla creando su propia empresa..

La mayoría de las empresas recomiendan el outplacement

Según recuerda Randstad, la actual reforma laboral obliga a implementar un programa de recolocación a las compañías que realizan un despido colectivo de más de 50 trabajadores, siendo las empresas de recolocación autorizadas las únicas que pueden llevar a cabo este plan, que, además, tiene que estar diseñado para un mínimo de seis meses y debe incluir medidas de formación y orientación profesional, atención personalizada al trabajador afectado y búsqueda activa de empleo.

En este contexto, tres de cada diez compañías españolas encuestadas han utilizado ya servicios de transición profesional para facilitar la integración y reorientación laboral de empleados inmersos en una reestructuración de plantilla.

El informe de Randstad también refleja el grado de aceptación y eficacia de este servicio entre el sector privado. La mayoría de las empresas se muestra satisfecha con los resultados obtenidos a raíz de la contratación de un programa de outplacement. Una muestra de ello es que el 60% que han usado el servicio volvería a contratarlo y el 79% recomendaría su contratación a otras compañías.

Por otra parte, aunque en menor medida, las empresas que aún no se han acogido a este tipo de programas también están dispuestas a ofrecer este servicio a sus empleados. El 33% de los directivos consultados de este grupo de compañías manifiesta que en el caso de producirse esta posibilidad facilitaría la transición profesional a sus empleados a través de servicios de outplacement.

A pesar de que todavía no han desarrollado un programa de este tipo en su empresa, estos mismos directivos (seis de cada diez de los entrevistados) perciben el outplacement como una herramienta eficaz y positiva para sus empleados y recomiendan a otras compañías utilizarla en el entorno profesional.

Un marco y un método estructurado que contribuye a una recolocación rápida y eficaz

La opinión de la mayoría de las personas entrevistadas (85%) pone de manifiesto que el principal beneficio del outplacement para los empleados es proveer un marco y un método estructurado para la búsqueda de empleo que contribuya a una recolocación más rápida y eficaz.

De hecho, la segunda opción más extendida está relacionada con la ayuda y la consultoría profesional que reciben los empleados en técnicas de búsqueda de trabajo (84%). Le siguen otros beneficios, como el apoyo emocional y el soporte necesario para poder manejar eficientemente este periodo de transición, además de dar la oportunidad de realizar una auto evaluación de sus capacidades.

Según el informe de Randstad, la mayoría de los profesionales que recibieron los servicios de outplacement (53%) habían sido desvinculados de la empresa por ajuste de plantilla por razones de productividad y, en menor medida, por el cierre de un departamento o delegación (30%), una fusión o adquisición por parte de otra compañía (20%) o la duplicidad de funciones (20%), entre otros.

RRHHpress

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.