imagen de la noticiaRecursos Humanos RRHH Press - Adecco, empresa líder en la gestión de Recursos Humanos, cree que, a pesar de los 5 millones de parados registrados y los 6,5 millones de demandantes de empleo existentes en España, cualquier candidato que reúna actitud y una serie de aptitudes puede convertirse en un candidato 360º.

Sin embargo, según Adecco, 3 de cada 4 entrevistas de trabajo no son superadas por falta de preparación del candidato.

Para un desempleado, la búsqueda de empleo puede llegar a ser una misión imposible si no se tienen las herramientas necesarias para convertirse en una persona empleable, proactiva y, ante todo, positiva. El concepto 360º define a la persona que es capaz de aprovecharlas oportunidades que presenta el mercado laboral, utiliza todos los medios disponibles y destaca sus logros para conseguir un puesto de trabajo adecuado a su perfil profesional.

Cómo convertirse en un candidato 360º

El tiempo medio que un parado tarda en encontrar un empleo en España es de 15,3 meses, cifra superior en el caso de las personas mayores de 45 años o en aquellos trabajadores con una baja cualificación. Por ello, para lograr ser el tipo de candidato que cualquier empresa querría contratar, se debe definir el objetivo a conseguir teniendo en cuenta las capacidades y aspiraciones individuales de cada persona.

Tras este primer paso, se debe comenzar una búsqueda bien dirigida, seleccionando el sector y las empresas a las que se quiere llegar y tratando de poner el foco en las industrias y sectores en crecimiento.

Un candidato 360º es una persona con actitud proactiva, que se mueve en redes sociales para mantenerse al día, que se informa no solo de las tendencias relacionadas con el empleo sino que se interesa culturalmente por todo lo relacionado con su perfil personal y profesional, que emplea sus contactos para enterarse de cualquier vacante y tiene su currículum actualizado y adaptado a cada oferta que le interese.

Sin embargo, según Adecco, la realidad ante la que nos enfrentamos es que el 75% de las personas en búsqueda de empleo fracasan en su búsqueda porque no saben llevar a cabo un buen plan.

El primer paso dentro de un mercado tan competitivo como el actual, es venderse como el mejor candidato. Para ello, es necesario crear una estrategia de marketing individualizada que tenga en cuenta un buen currículum, nuestra red de contactos y un buen plan de búsqueda de empleo.

Lo ideal es preparar un currículum y carta de presentación adaptados a cada oferta a la que queramos optar. A la hora de seleccionar una oferta, es necesario hacer una criba y seleccionar aquellas que se adecuen a nuestro perfil en cuanto a requerimientos académicos y experiencia. Si no seguimos estos pasos, la primera criba de los entrevistadores descartará la candidatura.

Según Margarita Álvarez Pérez de Zabalza, directora de marketing y comunicación del Grupo Adecco, “un candidato que opte a veinte candidaturas que no se adapten a su perfil no será tan eficaz como otro que opte a 3 candidaturas que haya estudiado previamente”.

Una vez superada esta primera etapa, los entrevistadores tienen en cuenta otro tipo de aptitudes tales como el dominio de idiomas o herramientas informáticas para seguir con el proceso de selección. No incluir esta información en nuestro perfil profesional será signo de que no estamos suficientemente preparados en estos campos.

También es aconsejable demostrar a la empresa el interés específico en la oferta por varias vías, a través de redes sociales profesionales como LinkedIn, mediante una carta de presentación, un correo electrónico o un contacto directo vía redes sociales o teléfono.

Un candidato ideal también utiliza sus redes, tanto personales como profesionales, ya que en la actualidad son la mejor forma de acceder a las ofertas de empleo.

Según Adecco, el 80% de las ofertas de trabajo se mueven a través de contactos personales. Para conseguir el empleo deseado, debemos emprender una campaña personal que demuestre a los futuros empleadores nuestro potencial como candidatos, nuestra presencia online, nuestro currículum, la participación en eventos… todo ello bajo una imagen coherente.

Pérez de Zabalza señala que “una buena recomendación antes de la entrevista es buscar en Google nuestro nombre, ya que el 80% de los responsables de RRHH consultan el perfil social de los candidatos. Si alguno de los resultados no favorece nuestra historia, estaremos a tiempo de cambiarlo o prepararnos para explicarlo en la entrevista”.

Otro de los puntos a tener en cuenta es realizar un seguimiento del estado de los procesos de selección para así tener identificadas todas las ofertas a las que nos hemos inscrito, las fechas, las condiciones de la empresa, etc.

Mantener el optimismo es, sino el requisito fundamental, sí uno de los más importantes para encontrar un empleo. La búsqueda y el tiempo de espera desgastan al candidato, pero mantenerse alerta demostrando una actitud positiva aumentará las posibilidades de tener éxito en la búsqueda.

RRHHpress

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.