imagen de la noticiaRecursos Humanos RRHH Press – Institutos de Educación Secundaria (IES) de Navarra aplicarán hasta el próximo mes de junio de manera experimental la ‘metodología de proyectos’ utilizada en el sistema de formación profesional dual alemán.

Según ha informado el Ejecutivo Foral, esta iniciativa es la tercera fase del proceso de implantación en centros de FP de Navarra del proyecto europeo PIA 2, destinado a reproducir el entorno laboral en las aulas.

La primera fase consistió en la adaptación de los materiales didácticos, tanto para los docentes como para los alumnos, y la segunda se materializó en la organización de actividades de formación para los docentes de los institutos implicados.

El método de trabajo por proyectos permite crear en el aula una simulación bastante similar a casos reales, siempre y cuando se establezcan unas condiciones adecuadas. Estas deben incluir componentes que motiven al alumnado a sentirse “como en una empresa”, asegurando, por ejemplo, que lo que entreguen puede ponerse en uso real al terminar su desarrollo.

En concreto, esta metodología se está aplicando en los centros participantes -IES Ega (San Adrián) y Sierra de Leyre (Lumbier)- en el ciclo de grado superior de ‘Procesos y Calidad en la Industria Alimentaria’, de la familia profesional de Industrias Alimentarias, y en los ciclos superiores de ‘Mecatrónica Industrial’ y ‘Animación de Actividades Físicas y Deportivas’, de las familias profesionales de Instalación y Mantenimiento y Actividades Físicas y Deportivas, respectivamente. En esta primera edición participan, aproximadamente, 65 estudiantes de formación profesional.

Éxito profesional y capacidades

La ‘metodología de proyectos’, desarrollada por la Universidad de Bremen (Alemania), se basa, tal y como explica el Ejecutivo navarro, en la constatación de que el éxito profesional a largo plazo depende en gran medida no solo de los conocimientos técnicos, sino también de otros factores que entroncan más directamente con la adquisición de ciertas capacidades individuales y sociales: la iniciativa personal, la autonomía en la resolución de situaciones o la capacidad de integrar el trabajo propio dentro de un marco más amplio.

Los estudiantes que han desarrollado este tipo de actitudes pueden conseguir una productividad más alta que redunda en mayor facilidad para encontrar o mantener un puesto de trabajo o, incluso, para impulsar una empresa propia.

Sin embargo, los métodos de trabajo en el aula que habitualmente se aplican en FP presentan un déficit en la adquisición de ese tipo de actitudes, quizás derivado del mecanismo de transmisión de conocimientos unidireccional que, por su propia mecánica, puede tender a que el alumnado resuelva sus dudas preguntando antes de buscar sus propias soluciones, o confíe en lo que se les transmite sin cuestionarse su idoneidad.

RRHHpress

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.