marca personalRecursos Humanos RRHH Press. Todo profesional quiere ser conocido por algún aspecto que le permita distinguirse del resto, sobre todo si esto es importante o da valor a la especialidad en la que trabaja o le gustaría trabajar.

Lograr ser un referente permite aumentar considerablemente las oportunidades laborales y tener mayores posibilidades de salir airoso dentro de una entrevista. Y es que una marca personal fuerte puede fortalecer nuestra imagen, y, por tanto, hacernos aún más atractivos para las empresas.

Trabajar la marca personal, en inglés ‘personal branding’, es un concepto que apunta a venderse de la mejor forma resaltando las características relevantes, y que, al igual que las marcas comerciales, debe ser elaborada, transmitida y protegida.

En la era de las redes sociales, donde la principal forma de buscar trabajo es a través de Internet, los datos de nuestros perfiles adquieren aún mayor importancia. Las empresas indagan no solo la información profesional y académica, sino que también navegan en busca de nuestras redes e historias personales.

Pero, ¿cómo puedes trabajar tu marca personal? La Comunidad Laboral Trabajando.com - Universia ha aportado los principales pasos para, según su criterio, construir tu personal branding.

Definir objetivos. Debes tener claro cuáles son tus objetivos profesionales y fortalezas -habilidades que puedan ser una ventaja competitiva-. ¿Qué imagen quieres que la gente relacione contigo? Responder a esta pregunta será de gran ayuda.

Definir nicho. ¿A quiénes apunta tu campaña de personal branding? ¿Cuáles son tus targets? ¿Quién te interesa que sepa de ti y de tu trabajo? Una vez que tengas claro qué es lo que quieres para tu futuro laboral, te será mucho más fácil identificar tu target.

Definir producto. Al igual que un producto comercial, una persona debe trabajar su marca, para venderla y ser atractiva para el consumidor, para esto es necesario responder las siguientes cuestiones: ¿Qué tipo de producto soy?, ¿Cuáles son mis atributos? Recuerda que tu marca personal es tu identidad, y su construcción no depende únicamente de tus conocimientos, también consiste en tus habilidades, gustos, talentos, aspiraciones y capacidades.

¿Qué producto pareces? Tu identidad no es como tú te defines, sino que está condicionada por cómo los demás te perciben. Haz un recuento de tus logros y de las cosas en las que has destacado, pero también en cuáles has fracasado. Para este punto es muy útil identificar las debilidades y trabajar en ellas. De esta manera podrás tener clara la brecha que existe entre tu actual identidad y la que quieres lograr.

“El éxito de tu marca personal no es un trabajo fácil, requiere identificar tus fortalezas reales para luego explotarlas. Recuerda que cada uno de nosotros tiene un sello que nos diferencia del resto, y en un mercado tan competitivo es necesario que sepas vender aquellos atributos que te hacen único”, afirma Javier Caparrós, director general de Trabajando.com España.

“Para promover tu marca, concéntrate en lo que te añade valor y transmítelo de la mejor manera. Recuerda que si no te sabes vender, no serás un producto atractivo para el mercado”, concluye Caparrós.

RRHHpress

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.