imagen de la noticiaRecursos Humanos RRHH Press. Según la encuesta Jobvite sobre reclutamiento en redes sociales correspondiente a 2014, el 93% de los reclutadores están utilizando las redes sociales para investigar y encontrar futuros empleados.

Así lo ha recordado el especialista en liderazgo, Peter Economy, en Inc., quien ha dado a conocer 6 errores que pueden arruinar las posibilidades de conseguir una entrevista de trabajo y, por tanto, las de obtener un empleo.

1. Ortografía, gramática y puntuación. Todas tus cuentas de redes sociales deben ser “pulidas” para no contener un montón de errores ortográficos o gramaticales. Presta atención, además, a los signos de puntuación. Aunque un par de errores puedan no tener un impacto importante, las señales de alarma se activarán en las cabezas de los reclutadores si ven continuos errores en tus posts. ¿Por qué querrían contratar a alguien que ni siquiera puede expresar sus pensamientos sin un montón de errores? También merece la pena recordar que el uso de insultos no es una forma positiva de dejar una buena impresión.

2. Ansiedad y nivel de queja. Los reclutadores pueden aprender mucho sobre ti gracias a tus mensajes. En concreto, están especialmente interesados en aquellos posts que transmiten situaciones ocurridas durante la jornada laboral, ya que pueden poner de manifiesto cómo manejas las situaciones de estrés, o cómo las manejan tu jefe y tus compañeros de trabajo.

3. Opiniones políticas. Una manera segura de espantar a un reclutador de inmediato es una cuenta de redes sociales llena de mensajes de contenido político y que muestren preferencias políticas en un sentido u otro. Aunque sabemos que todo el mundo tiene una opinión, y es libre para expresarla, muchos reclutadores, especialmente aquellos que no están de acuerdo con esas opiniones, pasarán al siguiente candidato.

4. Recomendaciones y comentarios. Los reclutadores saben que pueden aprender mucho acerca de alguien viendo sus recomendaciones a través de LinkedIn (información preferente para los profesionales de la selección) y los comentarios realizados por otras personas en otras redes sociales. Ojo con esos comentarios o referencias a una noche de fiesta salvaje hechos por tus amigos en Twitter, y asegúrate de que cualquier mención sobre tu persona refleje con precisión tus puntos fuertes, y no tus debilidades.

5. Fotos de fiesta. Nada te dará más imagen de "fiestero" que unas fotos de tus borracheras con los amigos. Puede parecer inocente y divertido en ese momento -un simple momento de celebración con los amigos-, pero cuando esas imágenes las ve un potencial jefe, saltan todas las alarmas. Cualquier imagen que muestre tu lado más 'arriesgado' debe permanecer fuera de todas tus cuentas de redes sociales que estén accesibles al público y al alcance de 'entrometidos' reclutadores. Nunca publiques temas delicados que a un futuro jefe no le gustaría saber de ti.

6. Inconsistencia entre tus cuentas de redes sociales. Es posible que tengas una cuenta de LinkedIn “estelar”; pero si un reclutador aparece por tu cuenta de Facebook no tan “estelar”, ésta puede dejar una mala impresión sobre ti de manera permanente. Asegúrate de que todos tus perfiles en redes sociales son positivamente observables por los ojos del próximo director de Recursos Humanos.

RRHHpress.com

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.