estudiosRecursos Humanos RRHH Press. El 74 % de la población activa española de entre 16 y 24 años afirma haber elegido su formación pensando en su vocación, según se desprende de una encuesta elaborada por NetQuest para InfoJobs a una muestra representativa de la población activa española.

Ese porcentaje es superior a la media general de España, que se sitúa en el 63 %. En el lado opuesto, el porcentaje se reduce al 53 % entre los que tienen entre 45 y 49 años.

“Si algo caracteriza a las nuevas generaciones es que su principal motivación en todo lo que hacen es ser felices. Aspecto que se refleja, también, en las decisiones relacionadas con su vida laboral. Muchos jóvenes dan más importancia a su vocación que a la demanda profesional existente o al nivel salarial que puedan alcanzar”, explica Dominique Cerri, Directora General de InfoJobs.

Al mismo tiempo, se aprecian diferencias entre hombres y mujeres a la hora de elegir su formación, siendo ellos más prácticos en su elección. Mientras el 69 % de las mujeres manifiesta haber elegido sus estudios por vocación, en el caso de los hombres el porcentaje se reduce al 61 %.

Del ámbito formativo a la incorporación laboral

Los niveles de elección de estudios por vocación en España contrastan con la realidad de cómo se traslada dicha formación a la incorporación laboral. Muestra de ello es que 4 de cada 10 personas empleadas afirman no estar trabajando en la profesión para la que estudiaron.

Según el Informe, los principales motivos por los que los españoles que estudiaron por vocación no trabajan actualmente en lo que han estudiado son por voluntad propia (41 % de la población activa) y, en segundo lugar, porque no hay trabajo de lo que estudiaron (35 %).

En cuanto a aquellos que estudiaron pensando en su futuro laboral, el 47 % no trabaja de lo que estudió porque ha decidido proactivamente dar un cambio de rumbo.

Satisfechos con lo elegido

No obstante, el 78 % de la población activa que ha elegido sus estudios por vocación afirma que no se arrepiente de su decisión.

Aquellos que sí se arrepienten actualmente de los estudios elegidos declaran que cambiarían su formación hacia una vertiente tecnológica o sanitaria, u optarían por la formación profesional.

Teniendo en cuenta el género, el 42 % de los hombres optaría por estudios superiores de ingeniería o tecnología, mientras que el 27 % de las mujeres consideraría formarse en estudios sanitarios.

RRHHpress.com