inteligencia artificialRecursos Humanos RRHH Press. La escasez de talento y la falta de un modelo de negocio claro son los dos principales obstáculos con los que se encuentran las empresas españolas a la hora de aplicar la Inteligencia Artificial (IA) en sus negocios.

Así se desprende del informe ‘Realidad y perspectivas de la IA en España, 2018’, elaborado por PwC en colaboración con Microsoft, a partir de encuestas a unas 30 grandes compañías españolas líderes en su sector.

El documento revela que solo un 11 % de las compañías entrevistadas cuenta con los profesionales y las capacidades adecuadas para poner en marcha iniciativas en el campo de la IA. Consecuencia de ello es que 6 de cada 10 empresas están buscando activamente los perfiles profesionales necesarios.

Además, a la escasez de talento se suman otros obstáculos a la hora de apostar por la IA, como la falta de un modelo de negocio que les permita saber cuál es el retorno de la inversión, las dificultades en la gestión del cambio cultural dentro de la empresa o la ausencia de un liderazgo claro a la hora de impulsar este tipo de iniciativas.

A pesar de las barreras mencionadas, de las 30 empresas participantes en el estudio, más de la mitad ya está intentando, en mayor o menor medida, sacar partido de la IA. Un 46 % tiene en marcha algún tipo de proyecto piloto o prueba, y un 11,5 % ya están viendo resultados, sobre todo, en la mejora de la satisfacción del cliente, en la toma de decisiones o en la reducción de costes.

Pero no todo son avances: un 42,5% de las compañías encuestadas todavía no han puesto en marcha ninguna iniciativa en relación con la IA o solo tienen una hoja de ruta.

¿Cuáles son las aplicaciones de la IA con más potencial para las compañías españolas? El análisis predictivo, que permite anticipar eventos, comportamientos y condiciones futuras en base a información recogida por la compañía, es la preferida por las empresas.

Le sigue el reconocimiento por lenguaje y voz. En tercer lugar se sitúan el machine learning, los chatbots y las técnicas de RPA –procesos automatizados por robótica-.

¿Riesgo para el empleo?

Una de las cuestiones presentes en todo análisis sobre la llegada de la IA y la robótica es su efecto sobre el mercado laboral.

En este estudio, las grandes empresas españolas participantes en el mismo no son alarmistas. Siete de cada diez creen que la reducción de empleos no será muy significativa, lo que está en línea con las últimas estimaciones de PwC, según las cuales la IA no tendrá un impacto relevante en el empleo hasta la década de 2030.

RRHHpress.com