imagen de la noticiaRecursos Humanos RRHH Press. El aumento de la participación del grupo de población de 55 a 64 años de edad en el mercado laboral es un objetivo importante en la Unión Europea, a fin de lograr una elevada tasa de empleo para el conjunto de los trabajadores.

Según el Instituto de Estudios Económicos (IEE), durante los últimos años la tasa de empleo de este grupo de edad ha ido creciendo constantemente en los países de la Unión Europea, pasando de una media del 50,1 % en 2013 a un 57,1% en 2017.

Suecia cuenta con la mayor cifra de empleo entre los trabajadores de edad más avanzada, con un 76,4 %, figurando en segundo lugar Alemania, con un 70,1 %. Dinamarca y Estonia superan el 68 %, mientras que Países Bajos están cerca del 66 % y el Reino Unido alcanza un 64 %.

Finlandia, Letonia y la República Checa se sitúan por encima del 62 %. Irlanda y Bulgaria superan el 58% y, por tanto, también el promedio de la Unión Europea.

En los restantes países, entre los que está España, las cifras ya bajan de la media. Portugal alcanza un 56,2 % e Italia un 52,2 %. Austria y Francia comparten un 51,3 %.

En España, la tasa de empleo de las personas de entre 55 y 64 años de edad ha mejorado sustancialmente en los últimos años. En 2013 alcanzaba el 43,2 %, y el 50,5 % en 2017. Para el IEE “la mejoría es evidente, aunque todavía queda mucho por hacer hasta alcanzar, como mínimo, el promedio de la UE”.

Por detrás de España figuran, entre otros, Bélgica, Luxemburgo y Grecia, junto a una serie de países de reciente adhesión.

imagen de noticia

RRHHpress.com