imagen de la noticiaRecursos Humanos RRHH Press. La empresa de Recursos Humanos, Randstad, ha publicado las principales conclusiones de su informe anual Randstad Employer Brand Research 2018, el más representativo a nivel mundial sobre employer branding, con más de 175.000 encuestas en 26 países, 7.000 en España.

El informe destaca que, por quinto año consecutivo, el salario se posiciona como el factor más importante para elegir una empresa para trabajar. En concreto, el 63 % de los encuestados afirma que la retribución económica es el motivo más importante a la hora de seleccionar una empresa.

Cuando se amplía el análisis a años anteriores, se detecta que, aunque continúa siendo el factor más importante, su trascendencia se ha estabilizado, ya que registra la misma tasa que durante las últimas cuatro ediciones.

La conciliación entre vida laboral y vida personal consolida su importancia situándose, por segundo año consecutivo, como el segundo factor más importante, tras aumentar su importancia en diez puntos porcentuales en la anterior edición y mantenerse en el 55 % este año.

Randstad destaca que tanto la conciliación como otros factores denominados soft, como un buen ambiente de trabajo, han ido aumentando su importancia a medida que se producía la reactivación del mercado laboral y el crecimiento económico.

En este sentido, un buen ambiente de trabajo es la tercera razón más esgrimida por los profesionales para trabajar en una empresa, así lo afirma el 50 % de ellos, aumentando un punto respecto a la edición anterior. A continuación, se sitúan la seguridad laboral (48 %) y la flexibilidad (41 %).

Flexibilidad laboral, clave para los profesionales con formación superior

Randstad también ha analizado cuáles son los motivos más importantes para los trabajadores en función de su nivel formativo. Un año más, el salario se posiciona como el factor más importante para todos los colectivos de profesionales, pero existen discrepancias sobre la importancia de otros factores, como buen ambiente de trabajo o seguridad laboral, según su nivel educativo.

Por ejemplo, los profesionales con estudios universitarios otorgan mayor importancia a determinados factores soft, como ocurre con la flexibilidad laboral, ya que el 43 % afirma que es uno de los cinco atributos más importantes, mientras que para aquellos que disponen de formación básica o secundaria esta cifra desciende hasta el 38 %.

Randstad también destaca la disparidad acerca de la importancia de la progresión laboral. El 40 % de los profesionales con mayor nivel formativo aseguran otorgar importancia a las oportunidades de progresión laboral, una cifra que desciende 2 puntos para aquellos que han cursado educación secundaria y 11 para aquellos que disponen de educación básica.

imagen de la noticia

RRHHpress.com