SEFRecursos Humanos RRHH Press. El Servicio de Empleo y Formación (SEF) de la Región de Murcia ha lanzado una convocatoria de ayudas por valor de 300.000 euros para prestar orientación laboral a personas en paro que presenten una discapacidad física y/u orgánica.

Los beneficiarios serán asociaciones especializadas en la atención a este colectivo, que con la subvención podrán sufragar los costes del personal técnico contratado en sus gabinetes de orientación e inserción laboral.

La convocatoria, abierta hasta el 20 de junio, tiene como objetivo la prestación de un asesoramiento individualizado a personas con dificultades específicas para acceder al empleo. Así, se busca que sean precisamente las asociaciones más familiarizadas con estas personas las que, con procedimientos marcados por el SEF, ofrezcan las herramientas y recursos que mejor se adapten a cada perfil.

De este modo, el SEF asume los costes laborales de profesionales que ejercerán labores de intermediación, de orientación y de prospección del mercado de trabajo para estos desempleados. Igualmente, los gabinetes ofrecerán diferentes técnicas para la búsqueda de empleo, impartirán talleres centrados específicamente en la orientación laboral y llevarán a cabo un análisis de los nichos que ofrecen mejores perspectivas para sus colectivos concretos.

El personal de estas entidades elaborará itinerarios de inserción laboral personalizados, establecerá un seguimiento pormenorizado de cada usuario y fijará medidas de acompañamiento necesarias para el incremento de competencias y de hábitos en la búsqueda activa de empleo, de cara a la inserción final.

Colaboración permanente con el SEF

Entre el SEF y las asociaciones beneficiarias se establecerá un cauce de colaboración de cara a que a las entidades apliquen la metodología y las herramientas del SEF para la orientación laboral. Así, las entidades, a través de sus orientadores laborales, deberán informar al SEF de las altas en sus gabinetes, de las atenciones y de las distintas actuaciones que desarrollen.

Esta iniciativa se centra específicamente en los desempleados con discapacidad física y/u orgánica. La discapacidad física presenta limitaciones en la realización de movimientos, aunque también pueden estar afectadas otras áreas como el lenguaje o la manipulación de objetos. En el caso de la discapacidad orgánica, son los órganos internos los dañados, en enfermedades como, por ejemplo, la fibrosis quística o las cardiopatías.

La dotación presupuestaria se mantiene con respecto a la convocatoria de 2017, cuyas ayudas fueron a parar a la Federación de Asociaciones Murcianas de Personas con Discapacidad Física y Orgánica (Famdif), con 270.000 euros, y a la Asociación Nacional para Problemas de Crecimiento (Crecer), con 30.000 euros.

RRHHpress.com