tecnatomRecursos Humanos RRHH Press. Tecnatom, empresa de ingeniería que presta sus servicios en el sector nuclear desde su creación en el año 1957, ha apostado por la Inteligencia Artificial de Microsoft como elemento disruptivo.

La compañía ha puesto en marcha dos proyectos en los que sendos chatbots, impulsados por los Azure Bot Services, Microsoft Bot Framework y los Servicios Cognitivos de Microsoft Azure, interactúan con los candidatos en las primeras fases de sus procesos de evaluación y selección de personal y ayudan a los empleados a realizar un seguimiento de los planes de formación, tanto internos como para compañías externas.

Para la puesta en marcha de estos proyectos, Tecnatom ha confiado en Turing, partner de Microsoft especializado en el desarrollo, gestión, entrenamiento y monitorización de bots, con el objetivo de cubrir los requisitos de forma ágil y gestionar los cambios de manera eficaz.

Inteligencia Artificial para la evaluación de empleados y candidatos

A nivel de consultoría, Tecnatom realiza procesos de selección y evaluación de personas para empresas externas. A la hora de poner en marcha este servicio, y debido en muchas ocasiones a la dificultad de los perfiles, Tecnatom dedicaba mucho tiempo a las primeras fases de los procesos que sus clientes les encargaban, en los que, en muchos casos, había que adaptar la agenda para procesos en países con grandes diferencias horarias.

En estas fases, la dedicación de personal cualificado aporta realmente poco valor y consume un tiempo muy valioso que pueden dedicar a fases más avanzadas del proceso, como las entrevistas personales o el análisis de los resultados obtenidos.

La solución implantada proporciona un chatbot, integrado en la página de selección de la compañía, que se encarga de llevar a cabo las primeras fases del proceso, incluyendo tareas como preguntas rápidas sobre los idiomas que habla el candidato o su formación, planteamiento de situaciones laborales críticas para valorar su actitud, cuestiones abiertas que los servicios cognitivos son capaces de evaluar automáticamente, redirección a plataformas externas para la realización de test psicométricos, puesta en contacto con las personas adecuadas si los candidatos superan las primeras fases e, incluso, gestión de citas automatizadas para entrevistas personales presenciales o vía Skype, entre otras muchas funcionalidades.

“La implementación de esta solución ha tenido ya un impacto muy favorable en el servicio de evaluación de personas, reduciendo en un 25 % el tiempo dedicado a estos procesos y recibiendo un feedback muy positivo por parte de nuestros clientes”, señala Luz Vázquez de Tecnatom.

“Además, se ha logrado un servicio que puede extenderse de modo universal a través de múltiples canales (Skype, Facebook Messenger, Correo, etc.), que es multilenguaje y que permanece disponible 24×7, eliminando las franjas horarias, algo clave en una empresa de alcance global”, añade Vázquez.

Motivación y seguimiento en los procesos de formación

La otra apuesta por la transformación de los procesos de Tecnatom a través de la Inteligencia Artificial ha sido el desarrollo de un nuevo entorno formativo llamado SOUL (Smart Open Universe Learning), un espacio orientado a la gestión de conocimiento y centrado en la experiencia de los trabajadores.

En este proceso, Tecnatom quería desarrollar una herramienta que permitiera medir y valorar el nivel de conocimiento a largo plazo de sus alumnos y que los siguiera a lo largo de su experiencia formativa.

La solución desarrollada se basa en un chatbot en Skype que, de manera proactiva y periódica, se pone en contacto con los alumnos de un curso y les envía un grupo de preguntas o Quiz sobre los temas que ya han superado.

Para ello, se utilizan todo tipo de recursos, como imágenes, vídeos, mapas o audios, tanto en las preguntas como en las respuestas. La Inteligencia Artificial obtiene periódicamente el listado de alumnos, cursos, módulos, temas y objetivos de cada programa formativo, conociendo así mismo el progreso actual del alumno dentro de un curso.

De este modo, es capaz de realizar un seguimiento exhaustivo, recordando las preguntas que ya se han enviado al alumno y confeccionando informes con los índices de aciertos y fallos para compartirlos con los alumnos y sus instructores.

“La implementación de esta solución ha tenido un impacto muy positivo en el área de formación, siendo considerada como un ‘muy buen servicio complementario’ por parte de los alumnos y haciendo más atractiva la oferta del departamento para clientes externos”, afirma Luz Vázquez.

“Entre los principales beneficios destacan la mejora del aprendizaje y retención de conocimientos a largo plazo; la obtención de información detallada y periódica sobre el proceso de asimilación de conocimientos por los alumnos; su completa escalabilidad y flexibilidad; y su disponibilidad ininterrumpida”, explica la representante de Tecnatom.

RRHHpress.com