Imagen de la noticiaRecursos Humanos RRHH Press. Umivale, mutua colaboradora con la Seguridad Social, ha lanzado una campaña de prevención de los golpes de calor con el objetivo de “ayudar a nuestras empresas mutualistas a reconocer los síntomas y las medidas preventivas que deben adoptarse ante esta situación”, según explican Silvia Sánchez y José Luis Cebrián desde el departamento de Prevención de la entidad.

La acumulación excesiva de calor en el organismo se puede producir tanto por las altas temperaturas como por el calor que genera en el cuerpo en actividades físicas intensas.

“El efecto más grave de esa exposición es el llamado golpe de calor, que se caracteriza por una elevación incontrolada de la temperatura corporal que puede causar lesiones en los tejidos, una disfunción del sistema nervioso central y un fallo en el mecanismo normal de regulación térmica corporal”, destacan Sánchez y Cebrián.

Cuando se produce un golpe de calor, el cuerpo puede superar los 40 grados centígrados, aparecen convulsiones, aumenta el ritmo respiratorio y cardíaco. La consecuencia más grave puede ser la muerte del afectado.

“Desde el departamento de Prevención hemos recopilado una serie de medidas que se pueden adoptar tanto desde el punto de vista de la empresa como desde el propio trabajador. La empresa debe formar en informar a sus trabajadores sobre los riesgos, efectos y medidas, disponer de habitáculos acondicionados para poder descansar y refrescarse así como garantizar una vigilancia de la salud adecuada a los trabajadores”.

“Por su parte los trabajadores han de realizar pausas, beber frecuentemente agua o bebidas isotónicas, huir del alcohol y la cafeína y evitar las comidas pesadas y calientes. Además, y en la medida de lo posible, deben evitar la exposición directa de la piel al sol, proteger la cabeza y utilizar protección solar”, añaden Silvia Sánchez y José Luis Cebrián.

RRHHpress.com