Imagen de la noticiaRecursos Humanos RRHH Press. La integración de los robots en las cadenas de producción de las organizaciones se ha convertido en una práctica cada vez más extendida. El binomio humano-máquina está redefiniendo una nueva empresa inteligente en la que robots y humanos trabajan de forma conjunta.

De acuerdo con Gartner, para finales de 2018, alrededor de tres millones de empleados a nivel mundial serán supervisados por robots.

Si bien estas máquinas están comenzando a realizar funciones básicas dentro del negocio, en un futuro es probable que las compañías tengan que aprender a interactuar y a entender a sus robots de la misma forma que lo hace con su fuerza de trabajo humana. Pero, ¿necesitan realmente las organizaciones recursos humanos para gestionar estos robots?

Según OpenText, líder en gestión de la información empresarial (EIM), las empresas tendrán que considerar la gestión del rendimiento para estas nuevas máquinas y sistemas inteligentes. Al igual que ocurre con los empleados humanos, estos robots interactúan entre sí y con humanos, y requieren evaluaciones de su actividad.

Aunque estos sistemas inteligentes se comportan de forma muy parecida a las personas, la complejidad de gestionar esta fuerza de trabajo y su rendimiento es enorme. Por ello, las empresas necesitan tener un departamento de RRHH con capacidad para gestionar la productividad, eficiencia, servicio, contratación o despido de estas máquinas.

Existe una gran cantidad de datos estructurados y no estructurados que los departamentos de RRHH recopilan y gestionan. La Inteligencia Artificial tiene el potencial de analizar esta información de forma automática, lo que permite que los departamentos de RRHH sean más ágiles y eficientes. Así pues, la automatización y la Inteligencia Artificial serán clave para analizar los datos sobre el rendimiento de estos robots en tiempo real y mostrar dónde se pueden realizar mejoras o predecir mantenimientos, por ejemplo.

“Los robots y la Inteligencia Artificial ayudan cada vez más a las empresas en su adaptación al mundo digital. La llegada de las nuevas tecnologías está modificando significativamente la forma de trabajar y la fuerza de trabajo de las organizaciones”, señala Jorge Martínez, Director Regional de OpenText para España y Portugal.

“Avanzamos hacia un futuro en el que la colaboración humano-máquina serán elementos fundamentales para la productividad de las empresas. Por esta razón, es imprescindible que las compañías cuenten con un departamento de RRHH que tenga capacidad para gestionar toda esta oleada de cambios y se adapte a las nuevas innovaciones que exige el mercado”, añade Martínez.

Si bien todo esto puede parecer propio de una película de ciencia ficción, es evidente que en los próximos años se desarrollarán nuevas formas de interactuar con los clientes y empleados, ya sean máquinas o humanos. Por tanto, es probable que las empresas tengan que considerar cómo negociar y relacionarse con los robots antes de lo que creen.

RRHHpress.com