Imagen de la noticiaRecursos Humanos RRHH Press. La figura del chief happiness officer (CHO), también conocido como director de felicidad, happiness consultant o especialista en felicidad, es cada vez más una realidad en las empresas que se preocupan por cuidar a sus empleados.

Según explican desde IMF Business School, este perfil profesional no es ni una utopía ni una moda, es una tendencia que viene de Estados Unidos para quedarse. Un puesto que no solo hará felices a los trabajadores, sino también a los propios empresarios, ya que hay estudios que aseguran que su existencia impulsa la productividad de los empleados entre un 60 y un 80 %.

Desde la escuela de negocios se han analizado las principales funciones del chief happiness officer, posición integrada dentro del área de RRHH, que, según la entidad académica, van mucho más allá de colocar un futbolín o de asegurarse que todos los días haya pan recién horneado en la oficina.

Contenido del puesto del CHO

  • Escucha activa de los empleados. Es muy importante que sientan que son valorados y que su opinión importa. En esta cuestión juega un papel fundamental el especialista en felicidad, analizando y poniendo a disposición de los trabajadores los canales de comunicación adecuados que garanticen una respuesta a sus necesidades e ideas.
  • Mantener un buen ambiente de trabajo. Debe asegurar la búsqueda de un equipo que conecte, hasta lograr un ambiente laboral agradable, así como potenciar la retención de talento en las empresa.
  • Fomentar del trabajo en equipo. El buen funcionamiento de los equipos es un síntoma del buen funcionamiento de una empresa, no solo a nivel productivo, sino también en lo que respecta a la felicidad laboral.
  • Realizar encuestas de clima laboral. Este es uno de los métodos más eficaces para comprobar que las medidas y acciones puestas en marcha funcionan. Se recomienda realizar encuestas de forma periódica cada 15 días.

En relación con el CHO, Carlos Martínez, presidente de IMF Business School, ha señalado que “debemos alejarnos del concepto hedonista del término y quedarnos con la función que desempeña este nuevo perfil al potenciar el desarrollo profesional y personal de los empleados, para que sean conscientes y sientan que lo que hacen aporta un valor, ayuda a alguien, tiene un propósito".

RRHHpress.com