mutua universalRecursos Humanos RRHH Press. Mutua Universal, entidad colaboradora con la Seguridad Social, ha suscrito un acuerdo con la Asociación España Salud, institución que trabaja para la mejora de la educación y la prevención de la salud, para integrarse en el proyecto 'España, territorio cardioprotegido'.

El objetivo de este proyecto es dotar a las comunidades autónomas de desfibriladores públicos y alcanzar en un futuro el reconocimiento y acreditación internacional de país cardioprotegido.

El acuerdo con España Salud contempla la incorporación de los desfibriladores semiautomáticos (DESA) de los 140 centros asistenciales de Mutua Universal al proyecto, con objeto de asegurar una inmediata reacción a los problemas cardiovasulares de gravedad que puedan surgir durante los primeros minutos del paro cardíaco, contribuyendo de este modo al bienestar de pacientes, trabajadores y ciudadanos.

Los desfibriladores en Mutua Universal

El acuerdo suscrito entre ambas entidades supone incrementar en 140 unidades el número de desfibriladores que se integran en la red de uso público que impulsa la Asociación España Salud. Se trata de equipos electrónicos cuyas funciones automatizadas permiten determinar si el ritmo cardíaco corresponde a una fibrilación ventricular y proporcionan, en caso de serlo, de manera programada y controlada, una descarga eléctrica de intensidad variable si es necesario en el músculo cardíaco del paciente con el fin de revertir la arritmia letal. Además, estos equipos pueden ser manejados por cualquier persona, sin necesidad de tener conocimientos médicos.

Los desfibriladores se ubican en los espacios cardioprotegidos de los centros asistenciales de Mutua Universal, presentes en todo el territorio español. Así mismo, estarán debidamente señalizados en los exteriores de los edificios para dar servicio a toda la ciudadanía.

La importancia de los espacios cardioprotegidos

Un espacio cardioprotegido dispone de los elementos necesarios para asistir a una persona en los primeros minutos de una parada cardíaca. Es fundamental que la víctima de una parada cardiorespiratoria a consecuencia de una fibrilación ventricular sea atendida con un desfibrilador en el plazo máximo de 5 minutos.

Dado que en el 80 % de los casos esto ocurre fuera del ámbito hospitalario, solo es posible salvar estas vidas si se dispone de una buena red de espacios cardioprotegidos con desfibriladores que puedan ser utilizados tanto por personal sanitario como no sanitario.

Las enfermedades cardiovasculares siguen siendo la primera causa de muerte en España. En concreto, son responsables de 3 de cada 10 muertes. Según la Asociación España Salud, nuestro país tiene actualmente un parque de desfibriladores que apenas alcanzan las 10.000 unidades, frente a otros países de nuestro entorno como Francia con 100.000 unidades, Alemania con 85.000 o Reino Unido con 60.000, por ejemplo.

RRHHpress.com

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.