Cómo acompañar a un trabajador con depresión

La depresión, que es hoy la enfermedad mental más común en el mundo, puede afectar a la capacidad de trabajar de las personas. Los estudios más recientes señalan que los diagnósticos depresivos han aumentado más con los millennials y adolescentes que con cualquier otra generación, por lo que esto nos indica que será un factor a tener en cuenta durante mucho tiempo.

Mindgram, plataforma B2B europea que ofrece apoyo integral a los empleados en el ámbito del bienestar, ha facilitado consejos para identificar la depresión en los trabajadores de tu equipo y cómo acompañarles para tratar de superar la enfermedad.

Cómo identificar la depresión en tus equipos

En primer lugar, es importante no confundir la depresión con la distimia, un trastorno que suele identificarse erróneamente con aquella.

Estas son algunas de las señales que indican, en un ámbito laboral, que una persona puede estar sufriendo un trastorno depresivo:

  • Problemas de concentración. Si una persona de tu equipo no es capaz de mantener la concentración y puedes apreciar que su mente no está en el trabajo, puede estar sufriendo el inicio de un trastorno depresivo. Este problema de concentración puede estar unido a un sentimiento de confusión con las tareas a realizar o, incluso, con la desesperanza en el puesto laboral.
  • No cumplir con plazos u objetivos. Tener depresión puede incapacitar al trabajador a la hora de realizar trabajos o completar tareas. Por esta razón, es importante fijarse si un miembro del equipo está evitando llamadas o reuniones o no alcanza sus objetivos tanto laborales como personales.
  • Cansancio y/o falta de energía. La falta de energía o cansancio constante es un síntoma típico de una persona que sufre depresión. Esta es una de las razones por las que es necesario conocer cómo se encuentra el trabajador en su día a día.
  • Falta de asistencia al trabajo. En muchas ocasiones el trabajador puede sentirse enfermo sin saber que tiene depresión. No ser consciente de su situación puede hacerle pensar que tan solo con reposo en casa puede curarse. En ocasiones, se pueden inventar excusas para justificar un día de asuntos personales y no ir al trabajo.
  • Mala situación en el entorno laboral. En muchas ocasiones el entorno laboral puede ser el principal causante de depresión en el trabajador. Los líderes de los equipos deben ser capaces de identificar aquellos problemas que pueden estar sucediendo entre los trabajadores, como son situaciones de discriminación, abuso, acoso… por eso es importante facilitar a los empleados las herramientas necesarias para saber identificar el foco de su malestar.

 Cómo ayudar a un empleado con depresión

Una vez hemos sido capaces de identificar cuáles son los síntomas que nos indican que un trabajador está sufriendo depresión, estos son algunos consejos para tratar de ayudarle:

  • Ofrece un horario flexible. Un trabajador que sufre de depresión puede sufrir de fatiga o cansancio y falta de concentración -tal y como se apuntó anteriormente-, por lo que si se le da la opción de gestionar de manera flexible su horario de trabajo podrá utilizar el tiempo de la manera más productiva posible.
  • Reduce la carga laboral. Es común que un empleado con depresión se vea sobrepasado o abrumado por su trabajo. Una forma de ayudar es mediante la división de los proyectos más grandes en tareas pequeñas, las cuales le proporcionarán al trabajador la oportunidad de sentirse productivo y recompensado constantemente.
  • Facilita las entregas de tareas. Las entregas urgentes y la realización de tareas con un alto nivel de presión empeorarán la situación. Solo conseguirán aumentar el estrés de la persona, lo que tendrá un impacto muy negativo en su bienestar. Si se es flexible en la entrega de tareas y se reduce la exigencia en los plazos de entrega, el empleado se verá más cómodo y se sentirá más relajado a la hora de trabajar.
  • Consigue herramientas de bienestar para empresas. Sufrir depresión es una situación complicada, tanto para la persona que la padece como para las que están a su alrededor. En el trabajo puede dar lugar a un mal ambiente que, a su vez, afecta al resto de empleados, lo que provoca que el clima laboral empeore todavía más. Por ello, los expertos de Mindgram consideran fundamental ofrecer herramientas para la gestión del bienestar en el entorno laboral y personal del trabajador.

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.