gencatRRHH Press. El sindicato CCOO ha denunciado el encubrimiento, por parte de la Generalitat de Cataluña, de un ingeniero forestal que se negó a parar unos trabajos que implicaban riesgo de incendio.

Según un comunicado de la Agrupación de Agentes Forestales de Cataluña, de la Federación de Servicios a la Ciudadanía (FSC) de CCOO, los hechos se remontan al día 23 de julio de 2009, cuando la comunidad catalana se encontraba “en pleno luto y conmocionada por la muerte y heridas graves de los bomberos que participaban en la extinción del incendio de Horta de Sant Joan”.

Según detalla el comunicado, el Cuerpo de Agentes Rurales, dependiente del Departamento de Medio ambiente y Vivienda de la Generalitat, tiene entre sus funciones la de detener trabajos en terrenos forestales que puedan ser causa del inicio de un incendio, cuando el Servicio de Prevención de Incendios Forestales, también del mismo Departamento, así lo determina.

Riesgo elevado de incendio

El pasado 23 de julio –continúa el comunicado- el peligro de incendio forestal en la comarca del Alto Ampurdán era muy elevado. Muchos medios de extinción de Cataluña todavía estaban trabajando en el incendio de Horta de Sant Joan. Atendidas las condiciones meteorológicas, se envió a diferentes comarcas, entre ellas la del Alto Ampurdán, la orden de parar todos los trabajos forestales que pudieran originar un incendio forestal.

Esta orden afecta a todos los trabajos que generan riesgo de incendio, tanto si son realizados por particulares y empresas, como si los realiza el propio Departamento de Medio ambiente y Vivienda. Agentes Rurales del Alto Ampurdán enviaron "in situ" la orden de parar los trabajos forestales del Departamento, de los cuales era responsable el ingeniero de montes Pere Frigola. Este ingeniero de Medio ambiente, según CCOO, obstruyó la acción de los agentes, además de increparlos y desobedecer directamente la orden de parada de los trabajos con el consecuente riesgo de incendio a la zona.

Denuncia en el juzgado

Según señala el sindicato, el Cuerpo de Agentes Rurales, “como habría hecho con cualquiera otro ciudadano que se negara a obedecer una orden de esta índole, con el consecuente peligro de incendio forestal, denunció los hechos al juzgado correspondiente”. Al tratarse de un trabajador del Departamento, responsable de la gestión de los bosques y también de la prevención de los incendios forestales, informó a la Consejería, porque la acción del denunciado contravenía el régimen disciplinario de la función pública, además de poner de manifiesto la poca sensibilidad, e incluso la imprudencia, de este trabajador.

El ingeniero de montes del Departamento de Medio ambiente y Vivienda de la Generalitat, Pere Frigola Vidal, fue imputado, según señala CCOO, por una falta de desobediencia a los agentes de la autoridad, causa que se instruye en los juzgados de Figueres.

Por su parte, el Departamento de Medio ambiente y Vivienda, máximo responsable de la prevención de incendios forestales "no observó motivos para abrir un expediente disciplinario" al trabajador.

El sindicato finaliza su comunicado preguntándose cómo se gestionarán los 21,5 millones de euros que, raíz de los efectos de las últimas nevadas, el Gobierno ha puesto en manos del Departamento de Medio ambiente y Vivienda para gestionar los bosques.

Spot de televisión

Además, advierte que el ingeniero denunciado, Pere Frigola, aparece en un spot televisivo de la Obra Social de Caixa Catalunya y del Departamento de Medio ambiente y Vivienda, en su condición de técnico del Departamento, “haciendo pedagogía de las medidas de prevención de incendios y gestión de los bosques”.

“Ciertamente, hay cosas que no entenderemos nunca”, sentencia el sindicato.

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.