imagen de la noticiaRecursos Humanos RRHH Press. El estudio más reciente del proveedor de espacios de trabajo flexibles, Regus, ha puesto de relieve que, en la actualidad, a escala mundial, las empresas exportadoras crecen más que aquellas que se dedican exclusivamente al comercio nacional.

En este contexto, el 38% de las empresas españolas sigue experimentando crecimiento gracias a las exportaciones. Sin embargo, el estudio recoge cómo las empresas con voluntad de expandirse reclaman por parte del Gobierno un mayor asesoramiento y apoyo para establecer relaciones con instituciones de comercio en otros países.

La expansión en el extranjero es un gran paso para las empresas nacionales y puede resultar especialmente complicado si se carece de la ayuda necesaria. En particular, el 69% de las empresas españolas encuestadas manifiesta que la ayuda más valiosa, sería el asesoramiento en cuestiones legales y normativas por parte de las delegaciones de comercio del gobierno.

Asimismo, el 60% de las compañías solicita que el Gobierno favorezca las presentaciones ante organismos y asociaciones empresariales locales de los países de destino, seguido de un mayor asesoramiento en materia fiscal dentro de sus planes de expansión (49%) y un directorio de lugares para establecer contacto con otros profesionales (33%).

Por otra parte, según el estudio de Regus, el 48% de las empresas exportadoras a nivel global afirman haber experimentado un crecimiento de sus beneficios por tercer año consecutivo, en comparación con el 36% de las empresas que se limitan al comercio nacional.

Sin embargo, el estudio confirma también que disponer de presencia en el mismo país en el que se encuentran los clientes conlleva numerosas ventajas. Concretamente, un 84% de las empresas españolas sostiene que la proximidad física ayuda a entender mejor las necesidades de clientes y mercados.

Estar cerca de los clientes permite además a las empresas mejorar el índice de retención de los mismos, según opina un 83%, y aumentar su satisfacción.

Philippe Jiménez, Country Manager de Regus, afirma que "siempre se habla de que es necesario 'acercarse al cliente' de manera metafórica, pero en los mercados especializados esto puede interpretarse al pie de la letra. Sin embargo, disponer de presencia en el extranjero puede ser una tarea problemática si no se dispone del apoyo necesario por parte del gobierno del país de origen”.

“En los casos en que no se disponga de suficiente información a este respecto, lo más recomendable es que la empresa se asocie con compañías que estén familiarizadas con el mundo de los negocios y puedan facilitar conocimientos y contactos específicos del país en cuestión", concluye Jiménez.

RRHHpress

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.