La importancia de la tecnología para la experiencia de empleado

Redacción. El impacto de la tecnología sobre la experiencia de los empleados (EX) o sobre su relación con la empresa es mucho mayor de lo que se creía.

Así lo pone de relieve el estudio Empodera a tus empleados con la tecnología adecuada (Empower Your Employees with the Right Technology), encargado por Lenovo e Intel, según el cual, aunque las empresas son conscientes de que el retorno de inversión en tecnología se quintuplica gracias al aumento de la productividad, de la agilidad organizativa y de la satisfacción de los clientes, los responsables de los departamentos de TI y los propios trabajadores no están de acuerdo sobre las prioridades tecnológicas.

Mientras que los departamentos de TI priorizan la integración informática estratégica, necesidades de servicio y software, los empleados se centran más en sus experiencias tecnológicas cotidianas.

Esto sugiere que los líderes empresariales tienen margen de mejora para colaborar más estrechamente con los empleados en las decisiones de adquisición de tecnología para mejorar la conexión de sus equipos, aumentar la satisfacción de los clientes e incrementar los beneficios.

Reducir la brecha entre empleados y gestores informáticos

Ahora que las organizaciones están cambiando su enfoque hacia el trabajo remoto e híbrido, los responsables de TI están mejorando dispositivos, software y servicios como parte de las iniciativas de experiencia de empleado para mejorar la satisfacción y conexión de sus equipos.

Según el estudio, esto ha generado un mayor gasto en tecnología, y los responsables de TI están registrando una rentabilidad de cinco dólares por cada dólar invertido en tecnología. Esta ganancia procede, principalmente, del señalado aumento de la productividad de los trabajadores, de la mejora de la agilidad organizativa y de un incremento de la satisfacción de los clientes.

Ello ha supuesto que muchas empresas planeen aumentar alrededor de un 25 % la inversión en tecnología en los próximos dos años.

Sin embargo, los empleados continúan mostrando frustración ante su experiencia con el software y hardware de sus equipos. En concreto, el 50 % de los trabajadores encuestados para el estudio dijeron que sus dispositivos estaban anticuados o resultaban insuficientes, en el sentido de que no eran lo bastante rápidos, fiables o potentes, y un 46 % observó que su software fallaba a menudo e interrumpía su trabajo.

Solo un 33 % aseguró sentirse extremadamente satisfechos con su portátil de empresa actual, y un 30 % aseguró que su ordenador portátil o de sobremesa funcionaba correctamente en la colaboración horizontal.

Objetivo clave

Por otra parte, el estudio revela que tanto los responsables de TI como los trabajadores consideran la satisfacción con la tecnología como un objetivo clave.

Además, la satisfacción con la tecnología también tiene el mayor impacto positivo observable: casi el 60 % de los responsables de IT encuestados observaron un aumento superior al 10 % en las puntuaciones de experiencia de empleado al mejorar la satisfacción de los trabajadores con la tecnología, de lo que se deduce que los departamentos de informática y las tecnologías que ofrecen son determinantes clave de la experiencia de empleado, más allá de otros factores más convencionales.

Sin embargo, también en este punto existe una clara desconexión entre empleados y responsables de TI, cuya principal preocupación es la longevidad de las inversiones en tecnología en lugar de su impacto sobre la motivación de los equipos.

Según el estudio, aunque el 84 % de los responsables de TI cree que los empleados pueden cambiar fácilmente entre diferentes dispositivos informáticos en caso de tener que reemplazar su PC actual, tan solo la mitad de los empleados cree que esta sea una solución disponible.

En última instancia, tanto responsables de TI como empleados están de acuerdo en que se podrían mejorar y alinear los ciclos de renovación. Además, los responsables de TI creen que la integración de hardware y software tendrá el mayor impacto sobre la experiencia de empleado, mientras que los trabajadores simplemente desean contar con dispositivos que funcionen de modo consistente.

Priorizar a los empleados en las inversiones en tecnología

El estudio también ofrece recomendaciones a los directivos de las empresas que deseen aumentar la conexión de sus empleados y resultados operativos mediante inversiones tecnológicas.

En primer lugar, recomienda a las empresas que aborden preferentemente las prioridades inmediatas de los empleados y creen una base sólida de dispositivos y herramientas de colaboración, mientras los departamentos de informática exploran otras tecnologías más avanzadas en paralelo.

Los directivos también deberían centrarse en mejorar la experiencia de empleado en lugar de abordar únicamente métricas específicas de productividad. De hecho, según el estudio, casi el 80 % de responsables de TI planean centrarse en mejorar la conexión con los empleados a lo largo de los próximos meses.

Otra recomendación a los directivos es que pongan el foco en los PCs, ya que se han convertido en un elemento de importancia crítica para los empleados. El 77 % de los trabajadores a tiempo completo asegura que sus dispositivos informáticos son un factor esencial de su labor cotidiana y la colaboración profesional.

Un enfoque renovado sobre los PCs generaría el mayor impacto sobre los resultados operativos y la satisfacción de los clientes. La mayor parte de los encuestados aseguró que los dispositivos informáticos resultan críticos a la hora de aumentar la satisfacción de los clientes (69 %), aumentar los ingresos (62 %) y retener a los empleados (55 %).

Por último, se aconseja involucrar a los empleados en las decisiones de inversión en PCs. Para un 72 % de los trabajadores, escuchar a la plantilla o clarificar sus necesidades figura entre las tres acciones más importantes que las compañías deberían emprender para mejorar la experiencia de empleado.

Esta información resulta importante, ya que los empleados comprenden el valor de sus dispositivos de trabajo a la hora de impulsar los objetivos del negocio, en base a factores tecnológicos como rendimiento, conectividad, fiabilidad, portabilidad, tamaño/peso, duración de la batería y demás. Por ello, escuchar a los empleados puede ayudar notablemente en la toma de decisiones tecnológicas.

Christian Teismann, presidente del grupo de negocio de PCs y dispositivos inteligentes comerciales de Lenovo, señala que, “dado que los empleados representan el principal activo de la compañía, el estudio identifica oportunidades para mejorar el rendimiento de la inversión en tecnología al centrarla en dispositivos informáticos y herramientas de colaboración, al tiempo que se hace partícipes a los empleados de las decisiones de compra”.

“En el actual entorno laboral remoto e híbrido, estos pasos resultan esenciales para las empresas a la hora de desbloquear oportunidades que van más allá de la inversión inicial en tecnología”, añade.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.