RRHHpress. Iberdrola ha puesto en marcha, con motivo de la celebración de la Semana Europea de la Movilidad, diferentes acciones con el fin de fomentar la movilidad sostenible e impulsar las prácticas más responsables en el ámbito del transporte entre sus empleados.

IberdrolaEn el marco de esta iniciativa europea, que ha celebrado su octava edición bajo el lema Mejorando el clima de las ciudades, la Compañía ha firmado la carta de Adhesión de Organizaciones Sociales y Empresas, lo que ratifica su compromiso con la movilidad sostenible.
Iberdrola ha lanzado una herramienta en España y Reino Unido para calcular la huella de CO2 que generan los desplazamientos al trabajo, con la que los empleados pueden conocer las posibilidades de ahorro energético si sustituyen el coche en algunos desplazamientos por otro medio de transporte.

Asimismo, Iberdrola ha desarrollado una microsite con consejos fáciles de seguir encaminados a fomentar la movilidad sostenible, entre los que destacan promover el uso del tren, que es uno de los transportes públicos con menos emisiones por pasajero y kilómetro, y la bicicleta, que es el medio ideal para trayectos cortos.

Por otro lado, no sobrecargar el coche, apagar el motor si se está parado más de dos minutos, adecuar la velocidad a las normas establecidas y a la situación del tráfico, no utilizar el claxon, salvo si es imprescindible, revisar el coche periódicamente o planificar bien los viajes son otras de las medidas que propone la Empresa a sus empleados.

El impulso de la movilidad sostenible por parte de Iberdrola es un compromiso firme y constante que se ve reflejado en otras acciones como contar con aparcamientos para bicicletas en los edificios corporativos o incorporar a la flota de empresa unos 100 nuevos vehículos con una emisión de CO2 inferior a 120 gramos por kilómetro.

Asimismo, la Compañía fomenta la reducción de los desplazamientos de sus empleados al disponer de un gran número de equipos de vídeo conferencia instalados en las distantes ciudades del mundo donde tiene oficinas. Gracias a estos sistemas, Iberdrola evitó en 2008 cerca de 17.000 viajes y la emisión de unas 1.500 toneladas de CO2.

Las iniciativas que Iberdrola ha puesto en marcha con motivo de la Semana Europea de la Movilidad están en línea con su esfuerzo por cuidar el medio ambiente y reducir las emisiones de CO2, que le ha llevado a ser designada, por décimo año consecutivo, como miembro del sector de las utilities del prestigioso Índice Dow Jones de Sostenibilidad (DJSI) 2009, el principal referente mundial para medir la aportación de las empresas al desarrollo sostenible.
Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.