RRHHpress. El ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, manifestó ayer, durante el acto de entrega de la VIII edición de los premios de la Excelencia en la Economía Social Madrileña, "que el desarrollo de la economía social supone hacer política con mayúsculas, política de todos y para todos".

CorbachoAsalmaLos premios de la Excelencia en la Economía Social Madrileña, otorgados el martes por la Asociación Madrileña de Sociedades Laborales (ASALMA) a los Colegios El Valle, a Miguel Millana, presidente de la Confederación Empresarial de Sociedades Anónimas Laborales de España (CONFESAL), a la Fundación ONCE y a Alfonso Guerra, han sido concedidos, afirmó Corbacho, "por merecimientos propios, por su esfuerzo y su impulso para hacer nuestra sociedad más justa y solidaria".

Corbacho se refirió al buen trabajo a favor del empleo y la creación de riqueza social que realiza ASALMA. Asimismo, subrayó que "la gran capacidad para generar espacios de participación, responsabilidad, compromiso, solidaridad, innovación y tolerancia, de las empresas que forman el colectivo de la economía social, pone de manifiesto la bondad de su modelo".

El ministro de Trabajo e Inmigración destacó además que la flexibilidad y la capacidad de adaptación de la economía social son herramientas imprescindibles "que harán posible el necesario cambio de modelo productivo para incorporarnos progresivamente a uno bien distinto basado en la economía sostenible, la innovación y el desarrollo".

Corbacho mencionó también dos de las medidas que el Gobierno ha tomado en favor de la economía social: La aprobación del Estatuto del Trabajo Autónomo y la revitalización del Consejo de Fomento de la Economía Social, como apuesta para la institucionalización del diálogo.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.