Las medidas clave de las estaciones de servicio para salvaguardar la seguridad de trabajadores y clientes

Toda estación de servicio debe diseñarse, construirse y operar bajo ciertos niveles de seguridad. Toda acción que se ejecute en sus instalaciones debe ser segura para el medio ambiente, para la infraestructura y para la vida de trabajadores y usuarios.

En el logro de este nivel de seguridad, la prevención es clave, y la mejor forma de prevenir es aplicar unas medidas mínimas de seguridad tanto en la etapa de diseño y construcción, como durante la fase de operación y prestación de servicio de la estación.

Cuáles son los riesgos en una estación de servicio

Una estación de servicio expende, de forma directa al consumidor, cualquiera de los combustibles o lubricantes que se derivan del petróleo.

A su vez, las estaciones de servicio pueden ser tradicionales, con personal para repostar, o ser completamente automatizadas, es decir, sin personal que atienda al usuario. También pueden presentar o no áreas de servicio, como centros de reparaciones o lavados de vehículos, entre otros.

Por el tipo de productos peligrosos que operan y el tipo de servicios que ofrecen, estas estaciones pueden presentar una probabilidad de que ocurran los siguientes eventos de riesgo:

  • Incendios.
  • Explosiones.
  • Quemaduras en usuarios o trabajadores.
  • Choques, golpes o atropellos.
  • Exposición o contacto con sustancias químicas.
  • Exposición o inhalación de gases de combustión.
  • Contacto eléctrico.

Cada uno de estos riesgos pueden afectar de la siguiente forma:

  • Producir daños materiales.
  • Interrumpir el proceso de operación.
  • Afectar a la salud de los empleados.
  • Afectar a la seguridad de trabajadores y usuarios.

Cuáles son las medidas de seguridad en una estación de servicio

Para la prevención de los riesgos presentes en una estación de servicio deben establecerse y aplicarse ciertas medidas de seguridad:

Medidas preventivas de señalización

Ya sea en la fase de operación de la estación de servicio o en la ejecución de cualquier trabajo dentro de ellas, se deben señalizar o vallar:

  • Los suelos mojados.
  • Los huecos o fosos.
  • Los obstáculos o desniveles.
  • Los equipos calientes.
  • Las zonas que posean mayor riesgo de explosión o incendio.

Medidas para la protección contra incendios

Algunas de las medidas de seguridad contra incendios que deben implementarse en las estaciones de servicio son:

  • Instalar extintores -sobre ruedas o portátiles- con una eficacia mínima de 144B en las zonas con conexiones de bombas, mangueras o válvulas en cubetos o accesos. A una distancia horizontal inferior a 15 metros.
  • Mantener un extintor (50Kg) para la descarga de los camiones cisternas.
  • En caso de instalaciones dentro de edificaciones, también se deben instalar extintores, con una eficacia mínima de 21B, cerca del compresor y los cuadros eléctricos.
  • En el caso de que existan almacenamientos de una capacidad mayor a 50.000 litros, instalar dispositivos para la activación manual o automática de alarmas.
  • Los perfiles metálicos de la estructura o soportes deben tener, como mínimo, una capacidad R-180.
  • Los soportes de tanques o las columnas de la edificación deberán presentar una protección contra el fuego que sea resistente a la fuerza del chorro de agua en caso de incendio.

Medidas para protección contra explosiones

Entre las medidas que debe tomar una estación de servicio para prevenir las explosiones se encuentran:

  • Desgasificar los tanques de gasolina y gasóleo. Para ello es recomendable utilizar el ecofiltro, que extrae los gases y no emite COV’s. Es un filtro que no necesita que se paralice o se cierre preventivamente la estación para ejecutar la desgasificación.
  • Utilizar contenedores no inflamables.
  • Inspeccionar y probar la presión hidráulica del compresor cada 10 años, como mínimo.
  • Almacenar todo material inflamable dentro de locales ventilados, independientes y aislados de cualquier fuente de calor.
  • Instalar tomas de tierra, especialmente para los camiones cisternas durante la fase de descarga.
  • En espacios cerrados se deben instalar sistemas de extracción y ventilación, según se requiera.

Medidas de seguridad especiales para las estaciones desatendidas

Las estaciones desatendidas deben estar conectadas a un centro de control a través de un sistema bidireccional de comunicación, con el objeto de la supervisión remota para:

  • Transmitir las instrucciones.
  • Solicitar ayuda.
  • Atender las emergencias y cualquier incidencia que se presente.

Además, debe contar con un sistema de monitoreo con acceso remoto, también conectado a dicho centro de control, para:

  • Activar y rearmar el interruptor de parada de emergencia.
  • Supervisar el sistema para la detección/extinción de incendios.
  • Supervisar el sistema para la detección de fugas.

Para implementar medidas de seguridad en las estaciones de servicio y, además de cumplir con las normas legales, preservar el ambiente y cuidar tanto a los trabajadores como a los usuarios, se debe contar con los servicios de mantenimiento y supervisión de profesionales, como Rafibra.

Rafibra es una empresa especializada en metodologías innovadoras para la limpieza, reparación, revestimiento, compartimentación e inertización de depósitos y tanques, en servicios de calibración y telesupervisión y en el diseño e innovación de productos como filtros o válvulas para los sistemas de depósitos de combustibles.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.