ceoeEuropa Press. El presidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, aseguró hoy que el listado de propuestas que contempla la reforma laboral en la que trabaja el Gobierno "se queda corto", por lo que adelantó que la CEOE se planteará "con altura de miras, sin perímetros y líneas rojas" una lectura amplia de la propuesta "con ambición, realismo, altura de miras y la mejor disposición al diálogo y al acuerdo".

"Debemos abordar esta reforma con la tenacidad y esfuerzos necesarios para que (la reforma) sea útil para las empresas y los trabajadores", señaló Díaz Ferrán durante su intervención en el Foro Nueva Economía, donde recordó que esta reforma no contempla algunos cambios fiscales necesarios para los empresarios, alguna propuesta energética o elementos que permitan la recuperación del crédito.

Sobre la propuesta de la patronal para modificar el despido, Díaz Ferrán aseguró que la CEOE no plantea disminuir las garantías o derechos de los trabajadores, sino que baraja la posibilidad de crear un nuevo tipo de contrato estable para algunos colectivos, como los parados o los jóvenes que no tienen trabajo, aunque aseguró que no es el tema principal del diálogo social.

Aún así, celebró que se haya abierto el debate nacional sobre la necesidad de llevar a cabo la "imprescindible" reforma del mercado laboral para salir de la crisis y asentar las bases de un nuevo patrón de crecimiento, al tiempo que pidió al Ejecutivo que siga avanzando en esta dirección y ofreció la colaboración de la patronal que nunca planteará "líneas rojas" a ninguna negociación.

Asimismo, confió en que las otras reformas que también está planteando el Gobierno, no sólo la laboral, supongan un giro en política y que se aproximen a las tesis de la CEOE teniendo en cuenta las medidas que han planteado los empresarios.

Jubilación

Gerardo Díaz Ferrán se mostró además partidario de retrasar la edad de jubilación y aproximarla a los 70 años, aunque consideró "bastante razonable" el límite actual, fijado en 65 años. Según el líder de la CEOE, éste es uno de los temas que hay que poner encima de la mesa, porque, "gracias a Dios", la gente cada vez vive más.

Igualmente, consideró que lo más importante es que, partiendo del actual límite de los 65 años, la gente no se jubile a los 55 años. "Hay que buscar soluciones en los dos sentidos", añadió.

Presidencia de la CEOE

Sobre su figura como presidente de la CEOE, Díaz Ferrán, aseguró que no está "enrocado" en la presidencia de la patronal, sino que se siente "absolutamente legitimado" porque la inmensa mayoría de los empresarios le apoya, al tiempo que descartó la posibilidad de que el Gobierno esté presionando para que abandone su cargo.

"Yo no lo creo", respondió Díaz Ferrán al ser preguntado por si el Ejecutivo se estaba entrometiendo en los problemas internos de la CEOE tras la quiebra de la aerolínea que presidía, Air Comet.

Díaz Ferrán aseguró que sus "iguales" le apoyan y creen que lo está haciendo "bien", tal y como se lo demostraron en el mes de abril del 2009 cuando se presentó a la reelección y recientemente cuando puso su cargo a disposición de la junta directiva tras el cierre de la aerolínea.

"Mientras la inmensa mayoría me apoye, me siento absolutamente legitimado", señaló Díaz Ferrán, quien recordó que sólo los empresarios son los que deben decidir si sigue o no como presidente de la confederación, por lo que pidió respeto porque ellos saben muy bien "cómo desarrollar su trabajo".

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.