tiempo parcialRecursos Humanos RRHH Press - El empleo a tiempo parcial está acortando distancias al empleo a tiempo completo, según advierte ManpowerGroup, firma especialista en Recursos Humanos.

Si bien es cierto que el empleo a tiempo parcial continúa siendo el más representativo de los puestos de trabajo ocupados hasta junio de 2013 -los ocupados a jornada completa representan el 65% del total y a tiempo parcial el 35%-, la proporción de puestos de trabajo a tiempo parcial gana relevancia, con cerca del 43% de los empleos a los que acceden los desempleados.

Esta realidad contrasta, según ManpowerGroup, con lo sucedido hasta ahora, ya que tradicionalmente el tiempo parcial ha pesado poco en el mercado de trabajo español.

Estas conclusiones se extraen de las cifras actualizadas de la 42ª edición del Índice Laboral ManpowerGroup ‘La segunda recesión del mercado laboral español (2011-2013): análisis y perspectivas’, a partir de los datos de la Encuestas de Población Activa (EPA) presentados hoy.

Según el mismo informe, los desempleados que encuentran trabajo lo hacen mayoritariamente en puestos con una jornada de menos de 10 horas a la semana y lo pierden en mayor proporción aquellos con jornadas de 40 o más horas semanales. Como podría esperarse, además, la crisis ha supuesto un aumento de las jornadas a tiempo parcial -de menos de 30 horas a la semana- que, en general, ganan peso en la distribución del empleo que consiguen los parados.

Por el contrario, los empleos de más de 30 horas semanales pierden posiciones en la ocupación de los parados.

Estos nuevos datos indican un cambio de tendencia en el mercado laboral, no solo por la disminución de horas de trabajo semanales, sino también por el tipo de contratos, ya que, según los datos del Índice Laboral ManpowerGroup, se puede afirmar que las 4/5 partes de los empleos asalariados que obtienen los parados son contratos temporales, y sobre todo en el sector privado -un 90% del empleo asalariado-.

Así, las nuevas entradas en el empleo de los parados destacan por seguir un patrón sensiblemente distinto al momento anterior a la crisis, en el que la ocupación con un contrato indefinido era de un 58% y un 24% el temporal.

Según Raúl Grijalva, presidente ejecutivo de ManpowerGroup, estas nuevas formas de contratación revelan un aumento de la flexibilidad laboral, "una de las claves necesarias para crear empleo y salir de la crisis".

Por su parte, Josep Oliver, catedrático de Economía Aplicada de la Universidad Autónoma de Barcelona, señala que todos los datos apuntan a que a final de 2013 el balance de creación de empleo será mejor que el que se ha producido en los últimos años. "Si los mercados acompañan y no hay sorpresas, podrían indicar que ha comenzado el fin del ciclo de la crisis".

RRHHpress

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.