imagen de la noticiaRecursos Humanos RRHH Press. La modalidad de contratación temporal está muy extendida entre los jóvenes de entre 15 y 29 años, y es un fenómeno que se observa en todos mercados laborales europeos, aunque con diferentes grados de intensidad, según apunta el Instituto de Estudios Económicos.

En el conjunto de la Unión Europea, la tasa media de temporalidad llega a un 32,4 % entre los jóvenes empleados en 2016, mientras que el promedio entre el total de asalariados con edades entre 15 y 64 años se sitúa en un 14,2 %.

España registra la mayor tasa de temporalidad entre los contratados con edades entre 15 y 29 años. En 2016, la cifra española se ha situado en un 56,5 %, con un aumento gradual a partir del año 2010. La tasa de temporalidad entre los jóvenes españoles es más del doble que la tasa entre la población en edad de trabajar, que ha alcanzado un 26,1 % en nuestro país.

A poca distancia de España se sitúan Polonia y Portugal -ambos con cifras por encima del 53 %-, así como Croacia y Eslovenia que superan el 50 %. Los Países Bajos se sitúan en un 45 %, mientras que Italia llega a un 41,5 %.

Francia y Suecia comparten un 39 %, mientras que en Alemania la tasa de temporalidad entre los empleados jóvenes es del 37,5 %, triplicando prácticamente la tasa de temporalidad entre los empleados con edades entre 15 a 64 años. Finlandia también se sitúa por encima del promedio europeo, con un 34,9%.

Entre los países con menos incidencia de la temporalidad sobre el empleo joven destacan, sobre todo, los miembros de reciente adhesión y algunos países de la antigua UE-15.

Irlanda se sitúa en un 19,2 %, mientras que la cifra baja al 10,7 % en Reino Unido. Letonia (5,6 %), Lituania (4,3 %) y Rumanía (3,1 %) tienen las tasas más bajas de la UE.

imagen de la noticia

RRHHpress.com

 

SPEC

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.