imagen de la noticiaRecursos Humanos RRHH Press. Gallup, experto mundial en análisis de datos y asesoramiento a directivos y empresas, ha presentado ‘The Real Future of Work’, un informe que pone de relieve cómo el incremento de los trabajadores independientes (gig economy) es solo una pequeña muestra de los grandes cambios que se están produciendo en el mercado laboral.

A este aumento se une, además, el hecho de que los trabajadores que tienen un empleo fijo tienen más posibilidades de tener mayor autonomía que antes, y contar con diferentes proyectos y responsabilidades en lugar de aferrase a un tipo de trabajo estándar.

Con esta tendencia hacia una mayor autonomía de los empleados y un trabajo matricial, las habilidades en gestión de personas se han vuelto más importantes que nunca.

En la tarea de preparar a los empleados para alcanzar el éxito, el rol de los directivos ha cambiado, pasando de ser ‘jefe’ a ser ‘coach’. Sin embargo, ‘The Real Future of Work’ revela que muchos empleados en los cuatro países analizados, España, Francia, Reino Unido y Alemania, afirman que reciben feedback de sus managers con poca frecuencia, especialmente en España, donde la mayoría dice que sucede "pocas veces al año".

El 48 % de los encuestados españoles aseguran que cuando se reúnen con su responsable hablan sobre cómo desarrollar sus fortalezas, y el 53 % sobre cómo mejorar sus debilidades.

Así mismo, en España, solo el 30 % de los empleados considera que su rendimiento profesional se gestiona de manera que le motiva a dar lo mejor de sí.

Tecnología y desaparición de empleos

Por otra parte, el 8 % de los empleados españoles dicen que es "muy probable" o "algo probable" que sus puestos de trabajo actuales desaparezcan en los próximos cinco años por el uso de la tecnología

Si bien la mayoría de los empleados en los cuatro países analizados no temen las consecuencias del avance tecnológico en sus vidas laborales, muchos anticipan cambios significativos en la forma en que hacen su trabajo.

Para mantener su valía de cara a sus empleadores, los trabajadores necesitarán pasar más tiempo haciendo cosas que a las máquinas les resulte difícil, tales como tomar iniciativas, resolver problemas creativamente, colaborar eficazmente y moverse dentro de sus organizaciones para maximizar sus aportaciones.

Los encuestados en cada país son más propensos a decir que los cambios tecnológicos impondrán demandas adicionales en su desempeño laboral en los próximos años.

De los trabajadores que comentan que ha habido cambios tecnológicos en su trabajo en 2017, es más probable que sientan que esos cambios aumenten su productividad y la exigencia en sus habilidades en los próximos tres años, aunque los resultados varían considerablemente según el país. Sin embargo, el informe señala que pocos trabajadores de los cuatro países están preocupados de que sus empleos desparezcan.

Crecimiento profesional

No hay un indicador más importante de compromiso, principalmente entre los trabajadores millennials, que la percepción de los empleados de que tienen oportunidades para aprender y crecer en su empresa.

A nivel global, la idea de que muchas empresas europeas no estén preparadas para ayudar a sus empleados a satisfacer la creciente necesidad de aprendizaje y desarrollo continuo es una preocupación importante a largo plazo. No solo implica una falta de adaptabilidad entre sus empleados, sino que también puede dejar a muchos sin estar preparados para los avances tecnológicos y, por lo tanto, reducir la eficiencia con la que se implementan las nuevas tecnologías.

Los empleados alemanes son los que sienten que tienen más oportunidades de crecimiento en su empresa actual, pero solo un tercio lo cree así. En Francia, España y Reino Unido, uno de cada cinco empleados está totalmente de acuerdo con esta afirmación.

RRHHpress.com

 

SPEC

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.