Los accidentes de trabajo con baja por contacto con seres vivos han aumentado un 26 % en España en los últimos seis años

Redacción. Los accidentes de trabajo con baja producidos por contacto con seres vivos tales como abejas, mosquitos y chinches se han incrementado en los últimos años en España, según se desprende de un estudio realizado por Umivale Activa, mutua colaboradora con la Seguridad Social.

En concreto, desde 2017, y hasta 2023, se han producido en España 9.191 accidentes laborales con baja por este tipo de contactos. De estos, en 2023 se registraron 1.448 accidentes con baja, un 26,1 % más respecto a 2017.

"La mayor parte de estos accidentes se califican como leves, un (99,6 %, aunque también se producen algunos accidentes que resultan ser graves y muy graves e, incluso, mortales", según apunta José Luis Cebrián, técnico superior en prevención de riesgos laborales en Umivale Activa.

La duración media de la baja en este tipo de accidentes de trabajo en el periodo estudiado se sitúa en 18,61 días, lo que supone un total de 171.002 días perdidos.

El estudio Umivale Activa también destaca que el 97,3 % de este tipo de accidentes se producen durante la jornada laboral frente a al 2,7 % que se registran al ir o volver del trabajo.

Así mismo, la antigüedad es un factor importante, aglutinándose el 44 % de los accidentes con baja entre trabajadores con menos de un año en el puesto, y el 27,5 % entre empleados que llevan de uno a cinco años en su puesto.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.