Imagen de la noticia

Redacción. Iberdrola ha lanzado i-DE, Redes Eléctricas Inteligentes, su nueva marca de su actividad de distribución eléctrica en España, que sustituye a la denominación Iberdrola Distribución Eléctrica.

i-DE, que cuenta con más de 11 millones de puntos de conexión, tiene su foco en tres ejes: la mejora del servicio (calidad de suministro y mejora de la atención), el cuidado del entorno (protección de la fauna y la biodiversidad) y la transición energética, favoreciendo la integración de más renovables, así como la movilidad sostenible, las ciudades inteligentes y el consumo descentralizado, mediante el uso de redes inteligentes.

La actividad de redes de distribución de Iberdrola contempla la planificación, construcción, y mantenimiento de las líneas eléctricas, subestaciones, centros de transformación y otras infraestructuras, así como la operación de ese sistema para distribuir la energía de forma eficiente entre los diversos agentes que la producen y consumen.

i-DE genera más de 10.000 puestos de trabajo, incluyendo los directos de la propia compañía y los creados a través de sus proveedores, lo que supone un importante efecto tractor sobre la economía española. En 2018, la empresa realizó compras por valor de 500 millones de euros a 2.000 empresas locales.

La compañía opera un sistema de distribución que posee 270.000 km de líneas eléctricas en España, con presencia en diez comunidades autónomas y 25 provincias, atendiendo a una población de 17 millones de personas.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.