curriculumRecursos Humanos RRHH Press – El currículo es la carta de presentación de un candidato ante una empresa, y puede tener una importancia decisiva dentro del arduo proceso de la búsqueda de empleo.

Lograr atraer la atención del responsable de Recursos Humanos encargado de la selección y destacar por encima del resto requiere diseñar cuidadosamente el resumen de la trayectoria académica y laboral. Por esta razón, la consultora Lukkap ha ofrecido ocho consejos para elaborar un buen currículum.

Se breve. “Lo bueno, si breve, dos veces bueno”. Este conocido aforismo alcanza su máxima expresión en este caso. Un buen CV debe ser conciso y no ocupar más de dos folios. Extenderse más, por mucha formación, experiencia y cualidades que queramos resaltar implica correr el riesgo de ‘aburrir’ al responsable de la selección en el mejor de los casos o de servir como criterio de criba y desestimación en el peor. Resume y ordena, y no olvides destacar aptitudes y capacidades.

Cuida la presentación. Ya lo presentes en papel o en soporte electrónico, presta atención al fondo y a la forma. Organiza la información en apartados, utiliza un tipo y cuerpo de letra fácilmente legible y no dudes en subrayar lo que consideres que puede ser más interesante para el empleador. Ten mucho cuidado de que no haya faltas ortográficas ni gramaticales en el texto. En caso de duda, utiliza el corrector.

Adecua tu CV a las necesidades de cada compañía. Enviar el mismo CV a todas las empresas sin tener en consideración sus demandas e intereses es apostar por el fracaso. Redacta distintos modelos de currículum en los que destaques la formación, experiencia y capacidades que se adapten a la oferta o al perfil al que aspiras.

Describe las funciones que has desempeñado en cada puesto. Son tan importantes o más que el cargo que ocupaste. Además, te aconsejamos incluir logros y objetivos cumplidos. No dudes en destacar todo aquello en lo que crees que puedes ofrecer un valora añadido respecto a tus competidores

Lee atentamente tu CV y recaba la opinión de otras personas. Échale una ojeada rápida y piensa qué información has retenido a primera vista; el reclutador hará lo mismo. El tiempo medio que se dedica en RRHH a ojear un CV son 15 segundos. Por tanto, si no soy capaz de escribir algo en un folio para que alguien, en tan corto espacio de tiempo, se decida a llamarme, me tendré que replantear el CV.

Completa el texto con una fotografía. Una foto ayuda a fijar la atención y a que me recuerden. Eso sí, debemos buscar una imagen que transmita ciertas cosas. No hablamos de belleza, hablamos que una mirada o un gesto pueden transmitir cercanía, confianza, alegría… pero también puede transmitir todo lo contrario. Por ello, nuestra recomendación es foto sí, pero de manera muy profesional y sencilla.

Incluye carta de presentación. Explica en ella por qué te motiva el puesto ofertado y la empresa en la que quieres trabajar. Describe tus logros y la forma en la que consideras que puedes contribuir al éxito de la compañía. Una persona tiene en su "mochila" muchas cosas, y depende del momento y circunstancia destacar unas u otras. Dale a tu interlocutor un trato cordial y correcto pero no excesivamente familiar

RRHHpress

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.