El Club Excelencia en Gestión, en su papel de representante de gran parte de la comunidad empresarial española, ha recogido a través de la opinión de sus socios, empresas que representan más del 33% del PIB, y de los casi 400 invitados al último foro anual celebrado recientemente, la preocupación global de las empresas para afrontar el cambio de ciclo, con planteamientos que tengan en cuenta la nueva realidad empresarial: Globalización, competidores emergentes, nuevas tecnologías.

cambioEs un hecho, admitido por todos los agentes económicos de nuestro país, que el ciclo de nuestra economía ha cambiado y que nos enfrentamos a una nueva fase de contracción de la demanda con menores crecimientos y tensiones inflacionistas y de mayor dificultad de acceso al crédito a las empresas.

El Club Excelencia en Gestión, considera que es el momento de ver si de verdad podemos y queremos apostar por la innovación, la excelencia en gestión y el talento emprendedor como palancas de un crecimiento rentable, también cuando nuestras organizaciones tienen que navegar contra el viento.

En este encuentro, personalidades como Ana Patricia Botín, Jordi Pujol, Carlos Solchaga, Antonio Garrigues o Juan Miguel Villar Mir, debatieron sobre las oportunidades y dificultades de la crisis, para formular soluciones.

Juan Antonio Zufiría, Presidente Ejecutivo del Club Excelencia en Gestión y Presidente de IBM España, Portugal, Grecia e Israel, inauguró el Foro con un llamamiento a la esperanza y al optimismo. Según Zufiría, “Es necesario ser audaz, innovador, ágil, pero sin abandonar la prudencia ni la sensatez”. “Esta crisis provocará que haya “ganadores y perdedores”; las claves para ganar serán la innovación y la excelencia, por medio de un gasto más eficiente y una mayor adaptación.

En este encuentro, se recogió la opinión de los asistentes sobre los temas expuestos a través de una breve encuesta. Estas son las principales conclusiones de los ponentes:

¿Qué capacidad tienen las empresas para afrontar la crisis?

  • El 70% duda de su capacidad para afrontar la crisis
  • El 30% piensa que saldrán fortalecidos

Fernando Alfaro, Patrono de la Fundación Bankinter, sostuvo que “la crisis es una gran oportunidad, para cambiar las reglas del juego y generar riqueza con el activo intelectual”. “Si no tienes capital intelectual, no tienes futuro”. Alfaro propuso elaborar “mapas de talento”, a fin de localizar el capital intelectual y desarrollar estrategias sostenibles. En este sentido, señaló que “Israel es el único país del mundo que tiene un mapa del talento, que sabe qué sabe hacer, cuáles son sus capacidades de competir”.

¿Qué cambios van a ser esenciales para que nuestras empresas salgan reforzadas después de la crisis?

  • Un 13% cree que será necesario exceder las expectativas de los clientes más exigentes
  • Un 16% afirma que será necesario desarrollar alianzas
  • Un 16% señala el desarrollar la capacidad para cambiar rápidamente
  • Un 35% opina que será necesarioa una cultura emprendedora y de innovación

Pedro Nueno, profesor del IESE, propuso innovación y calidad frente a low cost: “Cuando uno baja el precio, el otro se entera y se le ocurre lo mismo, y así entre todos venden menos, más barato y pierden dinero”. “Se requiere mejorar las condiciones para que se implante un “ecosistema de la innovación”. “En concreto, debería mejorarse el sistema universitario o favorecer la existencia de capital riesgo especializado, para fomentar el desarrollo innovador y eficiente”.

¿Tienen nuestros directivos capacidad y conocimientos para gestionar tantos cambios y tan rápidos?

  • El 56% cree que tienen conocimientos, pero les falta capacidad para gestionar los cambios
  • El 27% cree que no tienen conocimientos suficientes, aunque saben dónde encontrar los conocimientos necesarios
  • El 10% piensa que ni siquiera saben dónde encontrar los conocimientos necesarios
  • Un 7% tiene claro que los directivos saben cómo gestionar todos los cambios

Ignacio Rodríguez, Director General de la División de Soluciones de Seguridad y Servicios de Thales España, sostuvo que “las organizaciones que no innovan, no sobreviven”, y señaló que en su compañía conceden premios a los empleados que han aportado ideas de innovación gracias a las cuales la organización ha podido mejorar.

¿Qué otros conocimientos necesitan nuestras organizaciones?

  • El 24% cree que deben saber cómo desarrollar valores éticos y morales
  • El 23% cree que deben saber cómo aplicar las tecnologías emergentes
  • El 12% opina que necesitan aprender cómo transformar a los profesionales del sistema educativo
  • El 11% cree que necesitan comprender mejor el perfil del nuevo cliente
  • El 11% señala que deben saber cómo desarrollar la relación con Pymes
  • El 10% apunta que tienen que comprender mejor el fenómeno de la globalización
  • EL 7% cree que necesitan aprender a asociar la ecología con los resultados empresariales

Alfonso González Hermoso de Mendoza, Director General de la Fundación EOI, habló sobre “cómo aproximar los modelos de gestión a la Pyme”. Afirmó que “si no somos capaces de incorporar en el ADN de las pequeñas y medianas empresas el gen de la cualificación de los gestores y la proteína de la innovación organizativa, el resto de las inversiones públicas que pretendan incidir en la productividad, están condenadas a la ineficiencia y el fracaso”.

González destacó de las pymes, no sólo su importancia numérica, sino también que constituyen “el soporte del empleo, el vínculo de la economía con la realidad del país, eje de convivencia y motor del bienestar”.

¿Cómo entienden nuestros directivos la innovación?

  • Un 89% cree que la entienden como un enfoque amplio: Productos, servicios, procesos, modelo de negocio, etC.
  • Un 11% cree que sólo afecta a productos y servicios o a tecnología

Carlos Guembe, Director General de Schindler España y Responsable de Portugal y Grecia, mostró una visión optimista, al señalar que grandes cambios y avances se deben a la situación que genera una crisis. Puso el ejemplo de los mecanismos automáticos del ascensor, que aparecieron “a consecuencia de una huelga de ascensoristas en Nueva York a principios del siglo XX”. En su opinión “innovamos en algo pero fallamos en su ejecución”. Hace falta, por tanto, continuar el proceso en el lanzamiento de una innovación y en su seguimiento. Auguró que “en las crisis no hay lugar para este tipo de errores”. Según Guembe, “una empresa que da por finalizado su proceso de innovación, está empezando su decadencia”.

¿Han puesto en marcha nuestras empresas medidas para desarrollar la innovación?

  • El 45% cree que sí, aunque no de manera sistemática
  • El 38% cree que todavía no lo han hecho
  • El 17% cree que sí, y de forma sistemática

Antonio Castillejo, Coordinador del Foro de Transformación del Club Excelencia en Gestión, que habló en su conferencia sobre “La hoja de ruta de la transformación”. “La transformación es un cambio estratégico”, indicó. Este cambio se produce en tres dimensiones de la compañía: la empresa se transforma poniendo “nuevos productos y servicios en el mercado”; “se dirige a nuevos perfiles de clientes o se posiciona en mercados distintos“; y cambia su modelo de negocio. Este proceso se inicia por una dimensión, no en las tres al mismo tiempo. Castillejo citó algunos casos como Telefónica o Banco Sabadell, que comenzaron su transformación cambiando el modelo de negocio. Según Castillejo, existen tres motivos para la transformación: “Necesidad, oportunidad y liderazgo”.

¿Nuestras empresas están utilizando la innovación como estrategia para salir de la crisis?

  • Un 75% piensa que no, que todavía no han modificado sus prioridades
  • Un 25% opina que sí, que lo están haciendo

Javier Rodríguez Zapatero, Director General Google España, “En un solo año que llevo en Google he tenido el placer de poder entender por qué la innovación ha sido el pilar fundamental de la compañía”, afirmó. Explicó que se trata de un “sueño inalcanzable” poner toda la información a disposición de todos los internautas, lo que no impide el trabajo y mejora constante de su empresa. Su empresa “anima a los empleados a destinar parte de su tiempo a tareas distintas de su cometido”.

Según Rodríguez Zapatero, “la crisis cambia modos de gestión, se pasa de una gestión más alegre a una gestión más prudente”.

Lecciones aprendidas de crisis anteriores

Personalidades de la economía y la política como Carlos Solchaga, ex Ministro de Economía y Hacienda; Jordi Pujol, ex Presidente de la Generalitat de Catalunya; Juan Miguel Villar Mir, Presidente de OHL; Antonio Garrigues Walker, Presidente de Garrigues Abogados & Asesores Tributarios; y Luis Gamir, ex Ministro de Comercio y Turismo, participaron en la mesa de debate sobre su experiencia en la gestión de grandes crisis en España en los últimos 30 años.

Los integrantes de esta mesa compararon la situación actual con las crisis de los años 80 y 90, e incluso con la de 1929. Según Carlos Solchaga, Ex Ministro de Economía y Hacienda, atravesamos una crisis global, de alcance internacional, no comparable a la crisis de la reconversión industrial que afectó a España durante sus años en el Gobierno. Aseguró además que la situación financiera actual de España es mejor que en los 80, cuando “la crisis financiera costó el 15% del PIB”.

En referencia a esta crisis, el ex Ministro advirtió que la situación actual acabará con las cuentas públicas saneadas, que durarán “lo que un caramelo en la puerta de una escuela”. Por eso pronostica que este año puede terminar con un “déficit del 8% del PIB”.

Solchaga propuso mejoras, como las “reformas estructurales, mayor gasto en investigación, desarrollo, innovación y educación”, además de simplificar la burocracia para las empresas y restringir el intervencionismo público. Aboga por “liberalizar el transporte, el comercio, los colegios profesionales”, y también pide “reformas estructurales”, como un cambio en los modelos de negociación colectiva, el régimen de alquiler y el INEM. Asimismo, el ex Ministro de Economía y Hacienda criticó la gestión del INEM, así como la del aeropuerto de Barcelona y la lentitud de la justicia.

Por su parte, Jordi Pujol se centró en la diferencia política que se aprecia entre los años 80 y el momento presente. Señaló que “en los últimos 30 años hemos vivido otras dos crisis”. “Las consecuencias de aquellas crisis eran superiores a las que, hasta ahora, provoca la crisis actual”. En aquella época, “los partidos políticos tenían la capacidad de ponerse de acuerdo en lo importante”, porque, según Pujol, sabían que estaban en una coyuntura de “trascendencia histórica”.

Ahora, al contrario que en las otras crisis, “se ha negado” la realidad, falta “voluntad política”, y no se ha producido una “reacción conjunta de partidos, sindicatos y sociedad”. Durante los años 80, el Gobierno se enfrentó a reformas que debían llevarse a cabo, como “la siderurgia, minería, astilleros, metalurgia”.

En su turno, Antonio Garrigues Walker, Presidente de Garrigues Abogados & Asesores Tributarios, empezó anotando que “todo el mundo sabía que iba a producirse una crisis inmobiliaria, los datos lo señalaban”. Al mismo tiempo, advirtió que “Europa no nos va a sacar de la crisis, el único que puede es EEUU, un país donde se van a vivir cambios radicales”. Dentro de las oportunidades españolas frente a la crisis, Garrigues Walker afirmó que nuestro sistema financiero, al contrario que en otros países, funciona de acuerdo con criterios más razonables de contabilidad y balance.

Sin embargo, encuentra escollos en el estado de la justicia y de la política, porque afectan a la marcha de la recuperación. “Vivimos en un mal clima debido al estamento político, y a la radicalización de los partidos, que acarrean daños profundísimos”.

Por otra parte, Juan Miguel Villar Mir, Presidente de OHL y Luis Gamir, Ex Ministro de Comercio y Turismo y Catedrático de Política Económica de la UCM, remarcaron algunas propuestas para mejorar las condiciones de la economía española, empezando por un cambio en la fiscalidad. Apuestan por rebajar las cuotas de la Seguridad Social, rebajar el impuesto de sociedades, aligerar la situación de las pymes, así como incrementar los ingresos por IVA. Villar Mir señaló que España padece una “aterradora falta de competitividad”, debido al mercado laboral, el modelo energético y el bajo nivel educativo. Según Villar Mir, el sistema educativo produce “alumnos blandos”, y debe cambiarse para primar la motivación, el esfuerzo y la superación, y no para promover el conformismo. Villar Mir propone “prestigiar la figura del profesor”.

Por su parte, Gamir explicó que “nuestra debilidad es que somos adictos al paro”, circunstancia a la que se ha sumado “el déficit exterior y el endeudamiento de las familias”. Además, Luis Gamir indicó que la crisis de los años 90 fue, al contrario que ahora, “crisis en V”, mientras que la actual no sabemos aún si “es una crisis en L o en U”.

Sobre el debate actual acerca de la falta de ética en los negocios, Javier Fernández Aguado, Socio Director de MindValue, subrayó que “vivimos en una época razonablemente inmoral”. Asimismo, invitó a analizar las patologías de las organizaciones, atendiendo a su diversidad y pluralidad, tanto en su desarrollo como en sus causas.

Ante los problemas de la crisis, Fernández Aguado señaló que hay que renovar la ilusión, dejar de anclarse en el debate sobre la crisis y ponerse a trabajar. Para esta tarea, se necesita, en su opinión, redimensionar la administración pública, que es un “dinosaurio”.

Ana Patricia Botín, Presidente del Club Excelencia en Gestión y Presidente de Banesto, clausuró el Foro y señaló que durante la reciente etapa de crecimiento económico “se han generado desequilibrios”, en especial derivados de la “mano de obra no cualificada” y el endeudamiento excesivo, puesto que el crédito ha superado al PIB. Por eso, en la crisis actual se ha producido una “tormenta perfecta”, debido a un “ajuste inevitable”.

Según Botín, dado que las previsiones señalan menos crecimiento general, cada empresa debe centrarse en su propio crecimiento, diferenciarse, salir más hacia fuera. Botín aconsejó ver las oportunidades actuales, no sólo para salir de la crisis, sino para irse adaptando al nuevo entorno que vendrá después. Según Botín, “la innovación, la excelencia, el talento emprendedor y la transformación responsable son las cuatro claves del éxito”.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.