imagen de la noticiaRecursos Humanos RRHH Press. Retener el talento más “adecuado” para una empresa es, a veces, una labor muy complicada. Identificar a los trabajadores que generarán mayor productividad y serán más beneficiosos a largo plazo para la compañía es esencial para conseguir los objetivos planteados y el éxito del negocio.

“Una evaluación precisa y objetiva del potencial es imprescindible para determinar qué trabajadores serán más adecuados para alcanzar los objetivos marcados; pero no solo eso, son muchos los factores que influyen para tomar una decisión sobre el tipo de mano de obra que la empresa debe retener”, señala Noelia de Lucas, directora comercial de Hays España.

Según Hays, tres son los puntos clave para retener el “mejor” talento en una empresa:

Centrarse en el potencial a largo plazo. Tener en cuenta el recorrido que puede tener el trabajador en la compañía y el valor que aportará a medio-largo plazo es vital para apostar por esa persona. Para tomar una decisión así, entran en juego varios factores.

“Determinar quiénes son los trabajadores 'estrella' actualmente y qué cualidades tienen en común con la nueva fuerza laboral. Así mismo, será muy importante ofrecer verdaderas oportunidades de crecimiento profesional a ese talento por el que se apuesta, invertir recursos y tiempo en su desarrollo”, afirma De Lucas.

Reconocer los logros profesionales de los trabajadores 'estrella'. Existe el riesgo de que al permitir que los empleados 'estrella' sepan exactamente lo importante que son para la compañía, se vuelvan presuntuosos y busquen empleo en otros lugares. Por este motivo, muchos jefes evitan elogiar a sus trabajadores, algo que no siempre es positivo.

“Reconocer el trabajo cuando está bien hecho puede ser un aliciente para que el empleado siga esforzándose y mejorar. Al permitir que los empleados conozcan realmente el valor de su trabajo y el apoyo de la empresa hacia el mismo, se estará cimentando su lealtad, y su disposición para quedarse en la empresa será mayor”, asegura Noelia de Lucas.

Nadie es indispensable. Es casi imposible que un negocio prospere y tenga éxito si no hay ninguna rotación en plantilla. Sin un ingreso constante de nuevas ideas, perspectivas y competencias la empresa se estanca y cae en la complacencia. La compañía debe estar preparada para perder a los trabajadores 'estrella', y que su ausencia no sea notable, ya que normalmente la media de estancia de un empleado es de 5 años, y se va reduciendo cada año con la llegada de los millennials. Para ello es clave preparar a los llegados para alcanzar las cuotas de rendimiento de los mejores empleados.

Noelia de Lucas concluye que una buena retención de talento no es lo mismo que una alta retención de personal. Hay que saber diferenciar entre aquellos trabajadores que realmente aportan valor a la compañía y los que no lo hacen. “Hay muchas medidas que se pueden tomar para retener a los mejores trabajadores en una empresa, y todas ellas, al final, están vinculadas de una u otra manera a que el empleado se sienta valorado; así se logrará el éxito de una manera eficaz”.

RRHHpress.com

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.