Imagen de la noticia

Redacción. La Comunidad de Madrid destinará un total 2,7 millones de euros durante 2018 a fomentar la integración laboral de personas en riesgo o situación de exclusión social, con el objetivo de favorecer su empleabilidad.

Las ayudas pretenden afrontar de manera integral la inserción laboral de estas personas, desde la detección de los candidatos y su participación en itinerarios personalizados de inserción, hasta la incentivación de la contratación en el mercado de trabajo ordinario.

La iniciativa está dirigida concretamente a los perceptores de la Renta Mínima de Inserción, los jóvenes procedentes de instituciones de protección de menores, drogodependientes, personas internas en un centro penitenciario cuyo régimen les permita acceder a un empleo o refugiados, entre otros colectivos.

De las ayudas se podrán beneficiar las empresas de inserción, las asociaciones y entidades sin ánimo de lucro que lleven a cabo programas de integración de colectivos vulnerables y las empresas del mercado ordinario que contraten a los destinatarios de estas subvenciones.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.