Samsung presta soporte en lengua de signos a personas sordas en sus centros de reparación

Redacción. Samsung Electronics Iberia ha ampliado su servicio de atención al cliente prestando soporte en lengua de signos a personas sordas y con discapacidad auditiva en sus centros de reparación, un servicio que estaba disponible hasta ahora únicamente en modalidad online.

Los servicios técnicos oficiales de Samsung podrán ofrecer este servicio de atención al cliente a las personas sordas a través de plataforma de videointerpretación SVisual, mediante la cual un intérprete de la Fundación CNSE puede comunicarse con la persona sorda, trasladando en tiempo real toda la información de los técnicos de Samsung.

En una primera fase, once centros de reparación ubicados en Madrid, Barcelona y Valencia, incluidas las Samsung Store en El Corte Inglés, contarán con el servicio. Inicialmente se ofrecerá en lengua de signos española.

Coincidiendo con el Día Internacional de la Lengua de Signos, Samsung anunció en septiembre de 2021 el lanzamiento de este servicio de manera online con la finalidad de mejorar el acceso a recibir soporte técnico en España.

Con la nueva ampliación del servicio a los centros de reparación, Samsung continúa con su objetivo de mejorar la calidad del soporte prestado y da un paso más en su colaboración con la Fundación CNSE para hacer efectivo el derecho de este colectivo a acceder a la información y a la comunicación en igualdad de condiciones que el resto de la ciudadanía.

Esta iniciativa se enmarca en Tecnología con Propósito, programa de responsabilidad social corporativa de Samsung Iberia que este año cumple su décimo aniversario y que está presente en todas las actividades que la compañía desarrolla para romper barreras a través de la tecnología en áreas claves como la educación, la cultura, la empleabilidad, la calidad de vida y la accesibilidad.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.