Imagen de la noticia

Redacción. El 61 % de los trabajadores españoles consideran que la formación que reciben por parte de sus empresas no les prepara adecuadamente para afrontar los retos del futuro.

Así lo pone de relieve el estudio Randstad Workmonitor, destacando que esta desconfianza de los trabajadores en España es ocho puntos porcentuales superior a la media mundial (53 %) y solo es superado por tres países asiáticos: Singapur (64 %), China (73 %) e India (81 %).

La percepción negativa sobre la formación de las empresas por parte de los trabajadores españoles es la mayor de Europa, superando con creces la de países como Francia (58 %), Alemania (57 %), Italia (55 %), Portugal (52 %) y el Reino Unido (51 %).

"Es preocupante ver que nuestro país se encuentre entre los primeros con mayor nivel de desconfianza en los planes de formación de sus empresas. El desarrollo y crecimiento de nuestros profesionales redunda directamente en la cuentas de resultados. Además los planes de formación son un aspecto diferenciador fundamental a la hora de atraer talento por parte de las empresas”, afirma Oriol Mas, director general de Randstad Training, Direct y Human Capital Consulting.

Formación para reinventarse

Según este este estudio, los trabajadores españoles no se sienten satisfechos con su formación no porque no estén dispuestos. El 91% de ellos desea recibir formación, incluso de otros sectores distintos a su actividad, para así reinventarse y evitar el desempleo. Nuestro país se ubica de nuevo por delante de la media de todo el estudio (85 %), y, en Europa, solo por detrás de Grecia (92 %).

En cuanto a la automatización y robotización, consideradas como amenazas para muchos profesionales, cerca de la mitad de los trabajadores españoles (49 %) no confían en que sus empresas les apoyen en caso de que su puesto se automatice.

En este asunto, España se encuentra siete puntos por encima de la media mundial (42 %), siendo más pesimista que, por ejemplo, Francia (36 %), Alemania (31 %), Italia (43 %) o el Reino Unido (46 %).

España también se sitúa en los primeros puestos en cuanto a percepción de brecha tecnológica entre generaciones. El 77 % de los profesionales españoles cree que las empresas prefieren contratar a menores de 34 años por su mayor dominio de la tecnología.

Esta percepción es seis puntos mayor a la del conjunto de países (71 %), y en Europa solo está por detrás de Hungría (78 %).

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.