Según un estudio elaborado por el Instituto de Estudios Económicos, basado en datos de Eurostat, la tasa de empleo femenino ha logrado aumentar casi un punto porcentual en el conjunto de la UE-27 alcanzando una media del 59,1%. A pesar de este avance, la tasa de ocupación entre las mujeres está todavía lejos de la que alcanzan los hombres con un promedio del 72,8%.

businesswomanDinamarca, Suecia y los Países Bajos encabezan la clasificación con cifras superiores al 70%. Finlandia registra un 69%, mientras que Estonia es el país mejor situado entre los de nueva adhesión con un 66,3%. Austria, el Reino Unido, Letonia, Alemania y Eslovenia logran que casi dos terceras partes de las mujeres estén empleadas.

Las cifras bajan en torno al 62% en Chipre, Portugal y Letonia. Francia (60,7%), Irlanda (60,2%) y Bulgaria (59,5%) consiguen superar levemente la media europea.

Once países, entre ellos España, registran tasas de empleo femenino por debajo del promedio. La República Checa se sitúa en un 57,6%, Bélgica en un 56,2% y Luxemburgo alcanza un 55,1%. España sólo ha tenido un avance de 0,2 puntos porcentuales en 2008 llegando a una tasa de empleo femenino del 54,9%. Con ello estamos a más de cuatro puntos porcentuales del promedio de la UE-27 en 2008 y nos hemos alejado más de la media que en 2007.

Por detrás de España figuran Eslovaquia, Rumania, Polonia y Hungría con cifras superiores al 50%. Los últimos de la clasificación son Grecia (48,7%), Italia (47,2%) y, sobre todo, Malta con tan sólo un 37,4%.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.