RRHHpress. La industria farmacéutica en España ratificó hoy públicamente el compromiso de mantener y mejorar el empleo en el sector, explicitando y desarrollando así el Entendimiento que alcanzó con el Gobierno español el pasado mes de marzo en materia de empleo, internacionalización e investigación. En un acto en el Ministerio de Trabajo, el Consejo de Gobierno de Farmaindustria hizo entrega al titular de dicho Departamento, Celestino Corbacho, en presencia de la Secretaria General de Empleo, Maravillas Rojo, de un documento del sector farmacéutico en el que se recogen una serie de compromisos en materia de empleo para el trienio 2009-2011.

Farmaindustria_TrabajoEn concreto, en unos momentos de fuerte crisis económica que está ocasionando la destrucción de puestos de trabajo en nuestro país, la industria farmacéutica manifiesta a través de dicho documento los siguientes compromisos en términos de empleo: en primer lugar, el mantenimiento del volumen total de empleo del sector durante los próximos tres años, en torno a 38.000 personas, con un significativo impacto positivo en las más de 200.000 personas (empleo directo e inducido) relacionadas con las actividades de las empresas farmacéuticas en nuestro país.

En segundo lugar, consciente de la importancia de mantener un empleo estable y de calidad, la industria farmacéutica se compromete a realizar los esfuerzos necesarios para mantener la temporalidad de su empleo por debajo del 10% de la plantilla total, incrementando por tanto los índices de retención por encima del 90% de la plantilla sectorial.

En tercer lugar, la industria farmacéutica apuesta por mejorar la cualificación técnica de su empleo, su diversidad y la calidad de las nuevas contrataciones, comprometiéndose a realizar los esfuerzos necesarios para que el personal femenino y los titulados universitarios representen cerca del 50% de las nuevas contrataciones del sector durante el periodo 2009-2011.

Finalmente, la industria farmacéutica, consciente de la importancia de la formación, actualización y desarrollo profesional de sus empleados para competir con éxito en el nuevo contexto global, se compromete a realizar unas inversiones en formación y desarrollo próximas a los 800 euros por empleado y año. Con todo lo anterior, el sector farmacéutico espera competir eficientemente en el mercado laboral y mejorar significativamente su capital humano, aspecto clave en momentos de crisis como el actual.

En la rueda de prensa posterior al encuentro con el ministro de Trabajo, el presidente de Farmaindustria, Jesús Acebillo, afirmó que continuamos en medio de una crisis global, que afecta de modo especial a España, y que nos obliga, como país, a potenciar modelos productivos alternativos basados en el conocimiento y la innovación. “El sector farmacéutico, sobre la base de un personal altamente cualificado y una intensa actividad de I+D, está especialmente preparado para destacar en este nuevo entorno competitivo”, agregó, recordando que en este contexto se enmarca el Entendimiento con el Gobierno presentado el pasado mes de marzo, en el que se recogen una serie de compromisos de las compañías farmacéuticas en tres ejes prioritarios para el periodo 2009-2011: mantenimiento y mejora del empleo, incremento de las inversiones en I+D (un 15% anual) y aumento de las exportaciones (un 5% anual), todo ello en un contexto de sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud y de cooperación con las comunidades autónomas.

En este sentido, y aunque reconoció que no va a ser fácil, hizo hincapié en el convencimiento del sector farmacéutico de que merece la pena hacer un esfuerzo en las circunstancias actuales, pues supone avanzar en la dirección correcta. Especialmente, en un sector basado en la innovación y el conocimiento, que necesita captar a los mejores profesionales; un sector de ciclo largo que requiere de un elevado volumen de empleados fijos en plantilla; y un sector que, como consecuencia de las exigencias que acarrean la I+D de nuevos medicamentos y su componente internacional, necesita que sus trabajadores se encuentren actualizados en sus conocimientos y capacidades técnicas.

“La mejora de las condiciones laborales del sector supone un gran esfuerzo para las empresas, especialmente en un entorno de crisis económica. Aunque no se ve tan afectada como otros sectores de la economía, la industria farmacéutica no vive al margen del ciclo económico global y su volumen de negocio también se encuentra sometido a las fluctuaciones que experimentan los mercados tanto en épocas de crisis económica como de prosperidad”, concluyó.

Lea la noticia en Farmaindustria.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.