RRHHpress. Octubre será, según Adecco, el mes en el que se confirme el cambio de tendencia en la contratación del sector de las Empresas de Trabajo Temporal después de 15 meses consecutivos de fuertes caídas. Sin poder hablar de recuperación, sí podemos afirmar que el freno de dicha caída que se viene viviendo desde los meses de verano, podría ser el preludio de una estabilidad en la contratación que se consolide en octubre.

De esta forma, se prevé que en octubre se produzca el sexto incremento intermensual, el cual podría ser uno de los más fuertes del año, a la espera de la Navidad.

AdeccologoTras un verano en el que se ha tocado fondo en la contratación temporal, con fuertes caídas interanuales, las expectativas de contratación de Adecco en octubre son de 27.200 contratos, un 15% menos que en el mismo mes del año pasado. Esto supone menos de la mitad de la caída que se produjo en octubre de 2008 con respecto a 2007(del 38,4%), y un 15% más que este mes de junio, punto en el que comienzan las contrataciones de verano.

Desde marzo de este año vienen anotándose subidas cada mes con respecto al anterior, a excepción de agosto, un mes en que tradicionalmente se frena la firma de contratos veraniegos. Sin embargo, estas subidas no han dibujado una tendencia sólida: en marzo la contratación creció un 20% intermensual, frente al 10% en mayo o el 3,5% en julio.

Por eso, los meses de septiembre y principalmente octubre, mes tradicional del empleo, se perciben como el posible punto de inflexión en la contratación temporal que podría adelantar el freno definitivo a su caída. Es pronto para hablar de una recuperación, pero los datos apuntan hacia una mejoría, que veremos en qué se traduce el año que viene en el mercado laboral en general.

Sectores que liderarán el crecimiento

Por el momento, lo que sí que podría ser cierto es que el sector de las Empresas de Trabajo Temporal, el primer afectado por la crisis que notó sus efectos duramente a comienzos de 2.008, parece haber tocado fondo. Tras un año en el que las empresas han ajustado sus plantillas hasta niveles mínimos, ahora tendrán que recurrir a la contratación temporal para afrontar cualquier punta de trabajo o pedido que se salga de lo normal.

Una situación que ya se está produciendo en algunos sectores, como el industrial, principalmente en la automoción, ferroviario y metalúrgico. La salida de la recesión de países europeos como Alemania y Francia está provocando el retorno de pedidos a las industrias españolas fabricantes, por ejemplo, de vehículos utilitarios, los primeros automóviles en activar su consumo.

En el sector de la alimentación también se espera un repunte de la actividad, sobretodo en algunos subsectores debido a la estacionalidad de su producción. Es de destacar el inicio estos meses de campañas de recogida hortofrutícola (arroz, tomate, naranja, etc.) y de la vendimia, que demandarán un elevado número de trabajadores. Otros casos destacados son los incrementos de personal en la industria del pan y galletas con motivo del inicio del curso escolar y todos los sectores relacionados con el pescado y marisco experimentarán también un repunte en su contratación de cara a la preparación de la campaña de Navidad.

La actividad de los dos sectores anteriores ha dado lugar al repunte del sector logístico y del transporte. Tras la fuerte caída experimentada hace justo un año, empieza a mostrar signos de recuperación gracias al mayor flujo de mercancías de las industrias más activas. Además, la cercanía de la campaña navideña ha dado lugar ya a una mayor actividad en el sector que hace justo un año.

También en el sector de la energía, las grandes compañías ya implantadas en España -principalmente asiáticas y del norte de Europa- empiezan a demandar un mayor número de perfiles de operarios para el mantenimiento y fabricación de componentes para sus plantas de producción (de aerogeneradores y paneles fotovolcaicos).

Por su parte, las compañías del sector químico-farmaceútico esperan retomar su capacidad productiva en los próximos meses, para lo que en aquellos casos en los que hayan tenido que reestructurar sus plantillas en los últimos meses, supondrá un repunte de la contratación de personal para absorber estas nuevas puntas de producción. Los productores de genéricos y patentes y la industria del diagnóstico liderarán el crecimiento del sector.

Es por ello por lo que las compañías, sin decantarse de nuevo por la contratación, están predispuestas a hacerlo de forma puntual, y para ello emplearán a las Empresas de Trabajo Temporal como socios estratégicos, que les aportarán flexibilidad en este momento de incertidumbre en cuanto a la futura necesidad de personal.

De modo que, pese a las malas previsiones que se plantean para fin de año, con tasas de paro que pueden alcanzar el 20% de la población y superar los 4,5 millones de parados, el otoño de 2009 puede representar el momento de cambio de rumbo para el sector. No obstante, hasta finales de 2010 no se espera volver a alcanzar los ratios de crecimiento registrados antes de la crisis.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.