Imagen de la noticia

Redacción. Agentes de los Mossos d'Esquadra de la División de Investigación Criminal han desarticulado un grupo criminal que estafaba personas pidiendo fianzas de 10 euros para poder presentarse a entrevistas de trabajo.

Según han informado desde el cuerpo policial, la investigación se inició en el mes de enero cuando tuvieron conocimiento de que 34 personas habían sido víctimas de una estafa de pequeños importes de dinero siguiendo un mismo patrón.

Todas las personas se habían presentado como candidatas a puestos de trabajo que, a través de diferentes páginas web y aplicaciones, ofrecían importantes empresas de toda España. Cuando los responsables de selección los citaban para realizar una entrevista personal, solicitaban previamente una fianza de 10 euros, que les sería devuelta el día de la entrevista, a fin de garantizar su asistencia.

Según los explicaban a los candidatos, la cantidad era por perjuicios y alteraciones en el proceso de selección, ya que mucha gente finalmente no se personaba el día que habían sido citados. Cuando las víctimas se presentaban a la cita no encontraban a ningún responsable de la oferta de trabajo.

Los agentes determinaron que las estafas las cometían un mismo grupo de personas desde Galapagar (Madrid), y siempre seguían una misma pauta para cometerlas.

El grupo publicaba periódicamente falsas ofertas de trabajo en diferentes páginas web y aplicaciones digitales especializadas en este tipo de ofertas. En los anuncios siempre ofrecían grandes cantidades de puestos de trabajo, a cubrir en diferentes poblaciones españolas, para desarrollar tareas sin necesidad de una especialización determinada dentro de importantes empresas. De este modo se aseguraban que se presentaría un amplio abanico de candidatos.

Cuando empezaban a recibir peticiones para formar parte del proceso de selección, se ponían en contacto de manera privada con los candidatos para citarlos para una entrevista personal y les solicitaban el abono de los 10 euros de fianza a través de una plataforma de pago.

El hecho de pedir cantidades pequeñas por este sistema hacía que muchas víctimas no denunciaran los hechos ante la poca cuantía estafada.

Con el ticket electrónico del abono, los estafadores realizaban apuestas online en páginas web con perfiles de usuarios falsos creados con datos de las víctimas.

Los investigadores estiman que con este sistema habrían ganado cerca de 6.000 euros en un año y que habrían estafado más de 400 personas. Pero no descartan que la cifra sea muy superior, ante el hecho de que el grupo había generado 33 perfiles diferentes de usuarios falsos en varias páginas web de apuestas.

Los investigadores lograron identificar y localizar los tres estafadores, los cuales ya habían sido detenidos por la Policía Nacional en el mes de septiembre en Galapagar por hechos similares.

SPEC