Imagen de la noticia

Redacción. El Gobierno catalán destinará 53,4 millones de euros a mejorar de la empleabilidad de personas desempleadas o inactivas, especialmente de aquellas que tienen más dificultades de acceso al mercado laboral.

Esta inversión se distribuirá hasta el año 2022 a través del programa 'Trabajo y formación', impulsado por el Servicio Público de Empleo de Cataluña (SOC, por sus siglas en catalán), y se prevé que beneficie unas 3.600 personas.

El programa tiene como objetivo favorecer la contratación de personas en situación de desempleo a través del apoyo a ayuntamientos, consejos comarcales y entidades sin ánimo de lucro para que lleven a cabo acciones que combinen la formación y la inserción laboral de las personas desempleadas para que adquieran experiencia.

Así mismo, se financiarán acciones de coordinación y apoyo técnico.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.