Emma Navarro, vicepresidenta del BEI,  y Juan Bravo, consejero de Hacienda, Industria y Energía de la Junta de Andalucía

Redacción. La Junta de Andalucía y el Banco Europeo de Inversiones (BEI) han formalizado un préstamo por el que el banco de la Unión Europea facilita 230 millones de euros de financiación en condiciones muy competitivas para impulsar inversiones en diferentes sectores de la economía andaluza, con el objetivo de promover el crecimiento económico y la creación de empleo en la comunidad.

Se trata del tercer tramo de un préstamo de 725 millones de euros que el BEI concede para cofinanciar, junto a los fondos FEDER y al Fondo Social Europeo, el Programa Operativo regional Andalucía 2014-2020.

El objetivo de esta financiación es impulsar la reindustrialización de la comunidad andaluza, la internacionalización de su economía y la integración social, fomentando las inversiones en formación y en educación para facilitar la inserción laboral.

Más 29.000 empleos

Se calcula que el conjunto de inversiones puestas en marcha gracias a la dotación de fondos europeos y a la financiación facilitada por el BEI permitirá crear más de 29.000 nuevos puestos de trabajo durante la fase de implementación de los diferentes proyectos.

Parte de estos fondos se destinará a apoyar a las pymes andaluzas para fortalecer el tejido productivo autonómico y a promover un crecimiento económico sostenible impulsando las inversiones en energías renovables y en eficiencia energética.

También serán prioritarios los proyectos destinados a fomentar la innovación y la digitalización en Andalucía y a mejorar la red de transporte. Al mismo tiempo, la financiación facilitada por el BEI permitirá renovar infraestructuras públicas y regenerar áreas rurales y urbanas mediante la rehabilitación de viviendas.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.