Imagen de la noticia

Redacción. España es el decimotercer país de la Unión Europea con los costes laborales más elevados por hora trabajada en la industria manufacturera.

Así lo pone de relieve un análisis realizado por el Instituto de Estudios Económicos (IEE) de datos facilitados por la Oficina Federal de Estadística de Alemania.

Los costes laborales por hora trabajada en la industria manufacturera de la Unión han alcanzado los 27 euros de media en en 2018, según el organismo estadístico alemán, cuyos datos revelan una diferencia muy grande entre los países miembros, con cifras que varían entre más de 40 euros y menos de 6 euros en el extremo bajo.

Cuatro países de la UE destacan por sus elevados costes laborales. Dinamarca ocupa el primer lugar, con 45,20 euros, figurando a continuación Bélgica, con 42,60 euros, Suecia, con 40,70, y Alemania, con 40,00.

Países Bajos supera los 38 euros, mientras que Francia, Austria y Finlandia se sitúan en el entorno de los 37 euros. En Irlanda los costes laborales alcanzan los 32,10 euros y llegan a 27,50 euros en Italia. Gran Bretaña, por su parte, se queda levemente por debajo de la media.

España ocupa el decimotercer puesto en la clasificación de los 28 países, con un coste laboral en la industria manufacturera de 23 euros.

Por detrás de España se sitúan todos los estados miembros de reciente adhesión, junto a Grecia y Portugal. Los menores costes laborales corresponden a Rumanía, 5,90 euros, y Bulgaria, 4,70 euros.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.