Imagen de la noticia

Redacción. Los jóvenes que cuentan con un nivel educativo equivalente a estudios terciarios son los que logran las mayores tasas de empleo en la Unión Europea en comparación con aquellos que entran en el mercado de trabajo con niveles educativos inferiores.

Según datos de Eurostat para 2018, puestos de manifiesto por el Instituto de Estudios Económicos (IEE), la tasa de empleo de los recién graduados, con estudios terciarios terminados en los tres últimos años, ha alcanzado un promedio del 85,5 % en el conjunto de países de la Unión Europea. Los jóvenes que solo cuentan con educación secundaria superior, en cambio, tienen una tasa media de empleo del 66,3 %.

Los estados miembros con las mayores tasas de empleo de los recién licenciados en 2018 son Malta, con un 96,7 %, Países Bajos, 94,8 %, Alemania, 94,3 %, y Luxemburgo, 94 %.

A continuación figuran Suecia, con un 92,5 %, y República Checa, Hungría y Letonia, que superan el 91 %. Lituania, Bélgica y Austria están algo por encima del 90 %, mientras que Irlanda, Estonia, Polonia y Rumanía ya se quedan levemente por debajo.

Reino Unido, Finlandia, Dinamarca y Portugal completan la lista de los 19 países de la Unión Europea que cuentan con tasas superiores al promedio, quedando por debajo Eslovenia, Bulgaria, Francia y España, hasta completar los 28 miembros.

España figura en los últimos lugares de la clasificación, con una tasa de empleo de recién graduados que se situó en el 77,9 % en 2018. Nuestro país está lejos del promedio de la Unión Europea, y todavía no ha recuperado la elevada tasa del 85,3 % registrada en 2008.

Empleo recién licenciados 2018

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.