Imagen de la noticia

Redacción. La planta fotovoltaica de Núñez de Balboa, que Iberdrola está construyendo en Usagre (Badajoz) y que es la más grande de Europa con 500 MW, acaba de alcanzar su punta de empleo, con más de 1.200 personas trabajando en su construcción.

Un 70 % de la mano de obra empleada son trabajadores extremeños, y, de estos, hasta un total de 150 personas provienen de los municipios que acogen el proyecto: Usagre e Hinojosa del Valle.

La planta, que ocupa una superficie cercana a las 1.000 hectáreas, generará energía limpia suficiente para abastecer las necesidades de 250.000 personas, cifra superior a la población de las ciudades de Cáceres y Badajoz, y evitará, además, la emisión a la atmósfera de 215.000 toneladas de CO2 al año, reforzando el compromiso de Iberdrola con la protección del entorno y la mitigación del calentamiento global.

Esta instalación, en la que Iberdrola va a invertir unos 300 millones de euros hasta su puesta en marcha, en el primer trimestre de 2020, forma parte del plan de relanzamiento de energías limpias de Iberdrola en España.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.