Imagen de la noticia

Redacción. El año 2019 registró cifra récord de contratación de personas con discapacidad en España, un total de 117.818, lo que supone siete años consecutivos de incremento en su empleo.

Para Francisco Mesonero, director general de la Fundación Adecco, “continúa la tendencia alcista iniciada en 2012, con datos positivos que son reflejo de un mercado laboral más inclusivo, en el que se consolida la voluntad de las empresas, no solo de cumplir con una ley, sino de generar entornos diversos como sinónimo de competitividad”.

“Se trata, sin duda, de una cifra a celebrar, que aleja a las personas con discapacidad de estigmas tan arraigados como la inactividad y la dependencia”, valora Mesonero.

Sin embargo, la contratación de trabajadores con discapacidad tan solo se ha incrementado en 2019 un 1 %, el mismo porcentaje registrado para el resto de la población, siendo la cifra más baja desde 2013.

Además, a pesar del avance, la contratación predominante no se produce en el mercado ordinario de trabajo, sino en centros especiales de empleo, es decir, en entornos protegidos formados por un 70 % de trabajadores con discapacidad, como mínimo, y diseñados específicamente para las personas con discapacidad.

Mesonero advierte que, aunque “parece que la economía española aguanta la ralentización, hemos de estar preparados para ciclos económicos negativos, de modo que no se ceben con los de siempre y las personas con discapacidad vuelvan a ser las más afectadas”.

Por ello, “es vital profesionalizar y dotar de rigor a las estrategias de diversidad e inclusión, que apuesten por procesos de selección por competencias en los que no haya lugar a la discriminación”, concluye.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.