Imagen de la noticia

Redacción. El sector agroalimentario genera en Galicia un total de 103.521 puestos de trabajo, lo que supone un 9,3 % del empleo total, y aporta un 6,9 % del Producto Interior Bruto (PIB) de la economía autonómica (4.126 millones de euros).

Así lo pone de relieve un estudio sobre la actividad publicado por el Instituto Gallego de Estadística (IGE) y elaborado a partir de datos de 2017, según el cual las actividades primarias son las que predominan, especialmente en términos de empleo, ya que el 69,4 % de los puestos de trabajo del sector provienen de las mismas.

La rama con más generación de valor y con más puestos de trabajo creados es la Agricultura, ganadería, caza y servicios relacionados con ellas. Le sigue en importancia la Pesca y la Industria de procesamiento y conservación de pescados, crustáceos y moluscos.

La actividad agroalimentaria está presente en todas las comarcas de Galicia, destacando las de La Coruña (9,3 % del total del sector), Barbanza (7,2 %), Vigo (6,7 %) y Lugo (6 %). En 13 comarcas aporta más del 20 % del PIB de cada una.

Agricultura, ganadería, caza y servicios relacionados con ellas, junto con la industria transformadora de pescados, crustáceos y moluscos, se identifican como sectores clave, ya que son importantes demandantes y oferentes dentro de la economía gallega. Las industrias cárnica y láctea se presentan como sectores motores de la economía, ya que están orientados hacia demanda final y tienen fuertes encadenamientos hacia atrás.

Por su parte, la pesca, fabricación de piensos y fabricación de bebidas se identifican como sectores básicos en la economía gallega, pues están orientados hacia demanda intermedia y, por lo tanto, tienen fuertes encadenamientos hacia delante, pero son débiles hacia atrás.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.