Imagen de la noticia

Redacción. El Gobierno andaluz destinará 23,8 millones de euros a la contratación de 3.000 auxiliares de control de playas para vigilar las costas andaluzas este verano, dentro de un plan de empleo para playas seguras 2020.

El salario que percibirán estos controladores rondará los 1.900 euros netos mensuales, incluyendo todos los conceptos salariales.

Realizarán labores de información del control de acceso y aforo de las playas, velarán por el cumplimiento de las medidas contenidas en el plan de contingencia de cada ayuntamiento e informarán a los usuarios que accedan a la playa de los avisos y comunicados que se realicen por los órganos competentes en materia de emergencias y protección civil.

También pondrán en conocimiento del Cuerpo de Policía Local del municipio las incidencias o actuaciones realizadas durante la jornada laboral, ejecutarán tareas auxiliares de ayuda o socorro, bajo la dirección del Cuerpo de Policía Local o, en su caso, de los servicios de Protección Civil, recibirán y orientarán a los visitantes, controlarán el tránsito de personas por las vías colindantes, registrarán y comunicarán incidencias y, por último, realizarán aquellas otras funciones de auxilio que se les encomienden.

Estos trabajadores, que antes de incorporarse recibirán formación específica en la Escuela de Seguridad Pública de Andalucía (ESPA), dependerán de la Delegación de Gobierno de la Junta en cada provincia en la que presten servicio, donde también habrá dos coordinadores para gestionar sus turnos de trabajo, incidencias y organización, en colaboración con el ayuntamiento bajo la dirección del delegado del Gobierno de la Junta.

El periodo inicialmente propuesto para este plan de empleo va del 15 de junio al 15 de septiembre con posibilidad de prórroga si fuera necesario. Para su puesta en marcha, desde el Gobierno andaluz se firmará un convenio con los ayuntamientos de municipios costeros que requieran de este personal de apoyo.

Los requisitos que deben cumplir las personas que se van a contratar son estar en posesión del nivel de formación equivalente a Educación Primaria, certificado de escolaridad o acreditación de los años cursados y de las calificaciones obtenidas en la Educación Secundaria Obligatoria.

En el caso de no contar con la formación académica requerida, se entenderá que se está en posesión de formación laboral equivalente cuando se hubiese demostrado experiencia profesional específica en la categoría profesional concreta de al menos tres meses, o superado curso de formación profesional directamente relacionado con dicha categoría, impartido por centro oficial reconocido para dicho cometido, con una duración efectiva de, al menos, 50 horas.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.